Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Marsella 2008

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Marsella 2008

17 julio - 27 julio

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2008

La agonía y el éxtasis de Buru

Brazil's Buru celebrates after beating Russia in their quarter final at Marseille 2008
© Foto-net

Treinta y seis minutos de agonía terminaron en éxtasis para Buru ayer en el estadio del Prado. Allí, el principal artífice del título de Brasil en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA del año pasado asistió como espectador, sancionado, al encuentro en el que sus compañeros remontaban una desventaja de tres goles y se clasificaban para la final de Marsella 2008.

"Ha sido una tortura", dijo jadeando Buru tras el 5-4 logrado por la Seleção sobre Portugal. "Estaba muy nervioso. Quería estar ahí abajo, ayudando a mi equipo. Es mi primera sanción en el Mundial, y no me ha gustado".

Puede que Buru no haya disfrutado de la experiencia, pero sí del resultado. "Ha sido un gran triunfo contra un equipo muy bueno", declaró. "

En mi opinión, el mejor partido de todo el torneo. Hubiese sido una final fantástica

".

"Portugal ha progresado mucho. Cuenta con varios jugadores excelentes. Hoy lo ha hecho muy bien, hemos visto un partido muy equilibrado que pudo decantarse hacia cualquiera de los dos bandos. Por suerte, cuando había una presión intensa, Bruno marcó un gol maravilloso, que nos dio la victoria".

El número 6 no fue el único brasileño que recibió elogios del actual Jugador Mundial de la FIFA. "Mao, al menos en mi opinión, es el mejor portero del mundo. Es el guardameta completo, y está en su mejor momento. Hoy ha hecho varias paradas estupendas, que nos han permitido seguir dentro del partido", señaló Buru. "André también ha sido decisivo, y Benjamin ha hecho otro partido importante. Yo creo que es uno de los tres mejores jugadores de esta competición, junto con Belchior y (Roberto) Pasquali".

Sin embargo, cuando Brasil salte hoy al campo para medirse a Italia, Buru volverá a asumir la responsabilidad de conducir a su equipo a la conquista de su tercer título de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA. "Ojalá empiece ya la final", exclamó. "Tengo muchísimas ganas de jugar. No me ha gustado estar fuera. Soy un jugador y lo que quiere cualquier jugador es jugar. No hay un partido más importante que la final del Mundial, así que estoy deseando que comience".

Muchos piensan que Italia es un finalista inesperado, pero aun así el número 11 brasileño espera toparse con un rival correoso. "Cualquier final es siempre difícil", indicó. "

Sabemos que tenemos que salir a la arena y hacer nuestro trabajo, y creemos que vamos a ser los campeones. Debemos tener fe

".

Explora este tema