Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Rávena/Italia 2011

1 septiembre - 11 septiembre

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

El engranaje más especial

© Getty Images

Hacía ya media hora que el equipo ruso se había bajado del podio en el que se consagró campeón del mundo en Rávena. Los jugadores ya estaban duchándose y el vestuario se encontraba vacío, a excepción de una silla en un rincón en la que se hallaba Ilya Leonov con la cabeza inclinada, inmóvil, observando el trofeo que sostenía entre las manos.

Cuando los otros once jugadores ya se habían duchado y regresado al vestuario, Leonov seguía uniformado y sentado en la misma silla. Sólo soltó el trofeo, al menos una mano, para agarrar su teléfono móvil y llamar a su familia. No oímos lo que el capitán ruso dijo exactamente, pero hay muchas probabilidades de que haya sido algo como: “Mamá, he ganado el Balón de Oro”.

La victoria de Rusia ante el tetracampeón mundial en la final, con goleada por 12-8 incluida, ya fue bastante sorprendente para Leonov y sus compañeros. Además, el hecho de que un integrante del equipo, conocido precisamente por su cohesión y solidez colectiva, recibiera el Balón de Oro adidas al mejor jugador del certamen era más de lo que los nuevos campeones del mundo podían esperar.

“Nunca me lo habría imaginado”, declaró a FIFA.com un Ilya Leonov todavía medio boquiabierto. “Sé que suena a tópico, pero, en nuestro caso, puedo asegurar que tiene más sentido que nunca: el trofeo no es mío. En un equipo como el nuestro, las cosas nos pasan a los doce, los diez jugadores de campo y los dos porteros. El premio es de todos”.

No obstante, hasta el seleccionador Mikhail Likhachev, principal valedor de la solidez colectiva de Rusia, se vio obligado a admitir lo que estaba bien claro: Ilya Leonov brilló con luz propia en Rávena 2011. “Sin duda, lo que nos distingue es tener un equipo tan competitivo, pero no está de más contar con alguien con una categoría fuera de serie como Leonov”, aseguró el técnico a FIFA.com.“Ha sido el mejor del certamen, no hay duda”.

Muchos goles, pero no suficientesAdemás del Balón de Oro adidas, que recayó en Ilya Leonov, y el Guante de Oro adidas, que se llevó el portero ruso Andrey Bukhlitskiy, el otro premio individual destacado le correspondió al brasileño André. Sin embargo, el ariete sudamericano no se mostró demasiado entusiasmado con el hecho de haber conquistado la Bota de Oro adidas, con 14 tantos, seis de ellos en la final contra Rusia y cuatro en el tercer periodo.

“Está claro que es bueno marcar goles en momentos decisivos, pero llegaron demasiado tarde, y eso era lo único importante”, declaró un desanimado André poco después de protagonizar su segunda exhibición goleadora del certamen. Anteriormente, en los cuartos de final contra Nigeria, el dorsal número 9 había anotado cinco tantos, que permitieron a su equipo imponerse por 10-8. Todas estas intervenciones decisivas le valieron además el Balón de Plata adidas al segundo mejor jugador del certamen. “Ni siquiera pienso en eso”, declaró el atacante con un trofeo en cada mano. “En las cuatro ediciones anteriores no gané ningún premio individual, pero fui campeón del mundo. Habría preferido volver a estar en esa situación ahora”.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

¡Rusia es campeón! (12-8)

11 sep. 2011

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Rávena 2011: Rusia vs Brasil

11 sep. 2011