Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Marsella 2008

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Marsella 2008

17 julio - 27 julio

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2008

Feudi, el alma de la Squadra Azzurra

Italy's Simone Feudi competes against El Salvador's Walter Torres during their quart final at Marseille 2008
© Action Images

El choque de cuartos de final de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Marsella 2008 entre Francia e Italia hace muchos minutos que ha terminado. El estadio del Prado se ha quedado tristemente vacío, pero, sobre la arena de la playa Gaston Defferre, Roberto Pasquali y Simone Feudi no pueden dejar de revivir con palabras ese formidable encuentro.

"Nuestra actuación fue prácticamente perfecta", señala Feudi a FIFA.com. "Pusimos mucha concentración en ese partido a fin de llevar a cabo lo que habíamos planeado. En nuestra opinión, Francia era uno de los favoritos de este torneo. Es un honor haber conseguido batir a este equipo en su propia casa. Estamos muy orgullosos de lo que acabamos de lograr".

Aunque él no se atrevería a admitirlo, el número 5 de la Squadra Azzurra sabe que sus dos espléndidos goles inclinaron poderosamente la balanza a favor de los suyos.

"Estoy entusiasmado por haber contribuido de esa manera a la victoria. Pero a riesgo de emplear un tópico muy manido, lo más importante sigue siendo el triunfo colectivo, no mi desempeño personal. Por encima de todo, queríamos pasar esta ronda".

Con su triunfo sobre los anfitriones, los italianos acaban de extender un paso más la magnitud de su gesta. Dos días después de haber alcanzado los cuartos de final de una Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA por primera vez en su historia (en tres participaciones), los hombres de Giancarlo Magrini han trascendido su propio hito y se han colocado entre los cuatro mejores.

Cabe destacar que esta selección italiana parece estar a años luz de sus antecesoras. Además de Feudi y Pasquali, que son dos auténticos metrónomos, Massimiliano Esposito y Paolo Palmacci lideran el ataque, mientras que Stefano Spada es un seguro de vida bajo los tres palos.

"El conjunto mejora cada día que pasa", confirma Feudi, que ya ha registrado cuatro goles y una asistencia decisiva en su cuenta particular. "Hemos llegado aquí con no pocos jugadores jóvenes que, como es lógico, carecen de experiencia. La amalgama entre ellos y los veteranos está fraguándose poco a poco, eso ya se empieza a notar sobre la cancha. Nuestro nivel de juego está mejorando partido a partido. Sabemos que aún nos queda un amplio margen de progresión".

Es un buen augurio de cara a su semifinal contra España, que será una primicia por varios motivos. Ambos combinados nacionales no se han medido nunca en la historia de esta competición, y mucho menos a estas alturas, que ninguno de los dos había alcanzado hasta ahora.

"España estará, por supuesto, llena de confianza. Acaba de ganar fácilmente a Argentina, una formación que yo contaba entre las favoritas. Es un equipo muy completo, un poco como el nuestro, con jugadores de una gran experiencia y jóvenes de mucho talento. Vamos a disputar una semifinal muy emocionante y nosotros haremos todo lo posible para salirnos con la nuestra".

Explora este tema