Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Marsella 2008

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Marsella 2008

17 julio - 27 julio

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2008

Pasquali quiere soñar

Con 30 años recién cumplidos, y en su tercera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA, el capitán italiano, Roberto Pasquali, se prepara para vivir el momento más hermoso de su carrera. Clasificado para disputar la final de Marsella 2008 contra Brasil, su rostro destilaba felicidad cuando se reunió con FIFA.com, minutos después de vencer a España en semifinales (4-4, 1-0 PEN).

"Este sábado hemos rendido a un nivel muy alto. Todavía más que en nuestros primeros encuentros.

Merecíamos esta victoria. Es agradable ver que seguimos yendo a más

".

Pasquali fue el gran artífice de ese triunfo, al empatar primero a 3-3 y luego a 4-4 a un minuto y medio de la conclusión, transformando su segundo gol en una reanudación del juego.

"Para ser franco, cuando Amarelle hizo el 4-3, pensé que el partido había terminado. Ni siquiera contemplaba intentarlo. Luego me recuperé y me convencí de que era sin duda nuestra última ocasión, y de que no podía dejarla pasar".

Esta clasificación no tiene nada de asombroso, si nos fijamos un poco en las excepcionales estructuras de las que disfruta Italia desde 2004. Todos los veranos, desde junio hasta agosto, los mejores jugadores de beach soccer del planeta se reúnen en el país transalpino para disputar el único campeonato profesional del globo.

"Es una verdadera oportunidad poder jugar en un torneo así", nos explica el delantero del AS Terranova Terracina, club de su ciudad natal. "Eso nos da la oportunidad de progresar mucho más rápido que cualquiera. Disputar esta final es la recompensa a años de esfuerzos y sufrimiento".

Pasquali es el más feliz de los capitanes de la Nazionale. "Antes de esta edición, nunca habíamos superado la primera fase de un Mundial. Por lo tanto, este equipo es, con diferencia, el mejor de toda la historia del fútbol playa italiano. En cualquier caso, yo nunca había estado en una plantilla tan buena.

No tenemos ninguna individualidad que destaque por encima de los demás, ningún fenómeno. Pero todos los jugadores saben lo que es el sacrificio. Todos se esfuerzan por ayudar a los demás. Me gusta esta mentalidad

".

Esta forma de afrontar los partidos beneficiará a buen seguro a Italia contra los Auriverdes, dos veces campeones del mundo, este domingo 27 de julio en la playa del Prado.

"Aunque Brasil sea el favorito indiscutible, una final implica a la fuerza una determinada forma de presión. Cuando uno juega un partido como este, siempre lo hace para ganar. Los brasileños siguen estando en un nivel superior, pero varios equipos han demostrado que podían ponerlos en serios aprietos. Yo sé que nosotros también podemos hacerlo. Entonces, ¿quién va a impedir que soñemos?".

Explora este tema

Notas recomendadas

Italy keeper Stefano Spada makes a save against Spain

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2008

El sufrimiento tiene su recompensa

26 jul. 2008