Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Rávena/Italia 2011

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Rávena/Italia 2011

1 septiembre - 11 septiembre

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Un pivote defensivo con olfato de gol

Francesco Corosinitti of Italy leaves the pitch
© Getty Images

Si los anfitriones pueden seguir imponiendo su ley en esta Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA se debe en gran medida a la contribución de un muchacho calabrés que disputa su tercera edición del certamen, Francesco Corosiniti, un poderoso pívot con… ¡olfato de gol! Ya son tres las dianas que ha anotado en Rávena 2011: una contra Irán en el primer partido del certamen, y dos seguidas contra Suiza en el choque del lunes por la tarde. En el fulgurante doblete destaca el gol de la victoria, conseguido apenas cuatro segundos después de que el suizo Stankovic empatara la contienda. El calabrés regateó a un contrario y descerrajó un tiro de alta precisión con la diestra, que dejó sentado al portero. Pura magia.

"Son momentos de locura, difíciles de explicar", comenta durante la entrevista que concedió en exclusiva a FIFA.com, mientras se esfuerza por encontrar las palabras que mejor transmitan sus emociones.

Antes del estupendo doblete que dio al traste con las aspiraciones de los suizos, Corosiniti ya había grabado su nombre en los anales del fútbol playa con los dos goles que marcó a las Islas Salomón en Marsella 2008. Entre ellos destacó aquella volea excepcional, lanzada desde más allá de la mitad del campo, que fue elegida una de las mejores anotaciones del certamen. Sin embargo, los goles que le endosó a Suiza tienen un valor muy superior, como reconoce el propio protagonista. "Me he llevado una alegría increíble. He sentido una emoción única ante un público excepcional”, revela. “Se lo agradezco a todo el mundo: a los compañeros, a la ciudad, a la organización. Todo está saliendo a la perfección".

"¿Marcar goles? Uno espera conseguirlo siempre, pero el equipo está por encima de cualquier otra cosa. Aunque, la verdad sea dicha, cuando te toca a ti decidir un encuentro, la sensación es indescriptible", prosigue el adalid azzurro, para explicarnos a continuación cuál es el auténtico secreto de esta Italia, compacta y decidida, en Rávena 2011. "Puede que no tengamos las rutilantes individualidades que poseen Portugal o Brasil, pero lo compensamos con la entereza y la cohesión de nuestro grupo”, afirma Corosiniti. “Formamos una piña, jugamos en bloque, por nuestros compañeros. Además, no nos rendimos jamás, porque somos capaces de remontar cualquier partido, como se ha visto esta tarde. Por suerte, Soria logró el empate en un momento crítico, al final del primer tiempo, cuando el equipo sufría lo indecible. Creo que su gol ha sido decisivo para la victoria".

Objetivo... ¿cumplido?
La tranquilidad destaca como otra de las bazas de los italianos, aupados además por el aliento de un público entusiasta que ya empieza a soñar con el triunfo. Cuando le preguntamos si también los jugadores italianos están comenzando a pensar en la posibilidad de conquistar el título, Corosiniti responde con cautela: "Como jugamos en casa, nos habíamos fijado el objetivo básico de llegar a cuartos de final. Lo hemos conseguido como primeros de grupo, pero no nos ha resultado fácil porque nos había tocado una sección muy complicada. A partir de ahora, sea quien sea el rival, lucharemos en cada partido como si de una final se tratara. Iremos paso a paso, sin pensar más allá".

Humildad aparte (precisamente una de las características básicas de este equipo), Italia demostró contra Suiza que se crece en los momentos decisivos, sin grandes alardes ni un juego espectacular, pero con jugadores que, pese a no tener el relumbrón de las grandes estrellas, son capaces de castigar al rival en todo momento. Hombres como Soria, Palmacci, Feudi y, por supuesto, Francesco Corosiniti, el pivote defensivo con olfato de gol. "Personalmente me encuentro my bien”, asegura el calabrés. “El tanto que marqué contra Irán en el partido inaugural me dio más seguridad todavía en mis propias fuerzas. Me siento satisfecho con mi trabajo. Quiero dedicar mis goles a mis amigos de Calabria, a los compañeros y a mi familia".

Corosiniti confía en repetir sus aciertos en cuartos de final contra la gran sorpresa de Rávena 2011, El Salvador, una selección a la que ya se enfrentaron los italianos en la fase de grupos de Marsella 2008, aunque por aquel entonces poseía un equipo completamente distinto. El combinado anfitrión no está dispuesto a infravalorar al rival, a pesar de que en teoría parece bastante asequible. "Si ha llegado hasta aquí, será porque es muy bueno”, manifiesta el pívot. “Simplemente tenemos que jugar bien, mejor que el contrario, y así no habrá problemas".

Explora este tema

Notas recomendadas

Christian Fragoso of Mexico is challenged by Sidney of Brazil

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Excitación y espectáculo

07 sep. 2011

Rávena 2011: Italia vs. Suiza

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Rávena 2011: Italia vs. Suiza

05 sep. 2011

Switzerland Coach, Angelo Schirinzi looks on

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Schirinzi: "Una gran decepción"

06 sep. 2011

Rávena 2011: Senegal vs. Italia

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Rávena 2011: Senegal vs. Italia

03 sep. 2011

Rávena 2011: Italia vs. Irán

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Rávena 2011: Italia vs. Irán

01 sep. 2011

Players run to Goalkeeper,  Hector Robles of Mexico

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Ya solo quedan ocho

06 sep. 2011

Giuseppe Soria (C) of Italy celebrates after scoring

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

Italia, con el último aliento (3-2)

05 sep. 2011

Giuseppe Soria of Italy is challenged by Sandro Spaccarotella of Switzerland

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2011

ITA-SUI: Voces tras el partido

05 sep. 2011