La Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Tahití 2013 ha sido testigo de una nueva consagración de Rusia, pero también de memorables actuaciones individuales. Entre ellas sobresale la del brasileño Bruno Xavier, el único futbolista de esta edición en quedarse con dos distinciones personales.

FIFA.com resume a continuación los ganadores de los galardones.

Balón de Oro adidas y Goleador de Plata adidas: Bruno Xavier (Brasil)
El ala brasileño de 29 años debió esperar mucho tiempo para hacer su debut en una Mundial, pero en su primera participación ya ha dejado un marca sobre la arena al obtener el reconocimiento al mejor jugador del certamen. Sin embargo, sus 10 goles le valieron también el premio al segundo máximo artillero del evento. Así las cosas, fue uno de los principales responsables del tercer puesto que alcanzó su selección en Tahití.

Balón de Plata adidas: Ozu Moreira (Japón)
En su primera aparición mundialista, el cierre brasileño nacionalizado japonés hizo de todo para su seleccionado, que meritoriamente alcanzó los cuartos de final. Tanto en defensa como en ataque, función en la que aportó cuatro goles, el espigado capitán nipón de 27 años demostró clase y elegancia, convirtiéndose en uno de los principales animadores de la competición.

Balón de Bronce adidas: Raimana Li Fung Kuee (Tahití)
El ala de 28 años causó sensación en la Copa Mundial gracias a su estilo atrevido y atlético, pero además por el rol que jugó en el ataque vistoso y efectivo de su selección. Lin Fung Kuee aportó seis goles para la gesta del anfitrión, apenas uno menos que el tercer artillero del evento. Su actuación lo transformó en un jugador a seguir detenidamente en el futuro cercano.

Goleador de Oro adidas: Dmitrii Shishin (Rusia)
El andar del ala ruso de 27 años en Tahití 2013 ha sido extraordinario, al anotar en todos los partidos de su selección y totalizar 11 goles, tres de ellos de tiro libre. Así, fue indiscutiblemente uno de los principales responsables de la nueva coronación de su selección. En su quinta participación, este ha sido indudablemente su Mundial consagratorio.

Goleador de Bronce adidas: Agustín Ruiz (El Salvador)
Agustín Ruiz ha puesto otra vez a El Salvador en el podio de los artilleros, dos años después de que su compañero Frank Velásquez terminara como el tercer mejor goleador de Rávena 2011. El capitán salvadoreño brilló sobre todo al anotar cinco goles en el duelo frente a Islas Salomón, un hito que apenas otros cinco jugadores han logrado en la historia del torneo. No por nada es ahora el máximo anotador de la CONCACAF en la competición.

Guante de Oro adidas: Dona (España)
El arquero español resultó uno de los pilares de la sensacional actuación de España en Tahití 2013. Con varias paradas claves, sobre todo en los partidos por cuartos de final frente a El Salvador y de semifinales con Brasil, el portero de 31 años confirmó en su cuarto Mundial no sólo sus dotes en el puesto, sino su condición de líder nato del plantel.

Premio Fair Play: Rusia
El reconocimiento a su deportividad dentro del campo de juego ha sido la cereza del postre para Rusia, una selección ejemplar en todo el sentido de la palabra.