La selección portuguesa de beach soccer, una delegación de los organizadores de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA y el Alcalde de Espinho, Pinto Moreira, visitaron este martes Cerciespinho, una institución que lleva 39 años acogiendo y ayudando a personas con necesidades especiales. Fue un momento emotivo y que dejó una sonrisa en el rostro de todos los que participaron en él.

Los jugadores portugueses fueron recibidos al son de bombos tocados por algunos de los jóvenes y, por supuesto, con muchos gritos de apoyo a Portugal. Luego vinieron las tan deseadas fotos, besos y abrazos a las estrellas del combinado luso. El presidente de Cerciespinho quiso agradecer el gesto realizado por el equipo nacional.

“La selección de fútbol playa ya tuvo la amabilidad de visitarnos aquí en 2014, y quisiera decir que ha sido muy positivo ver cómo interactúan con personas con deficiencias sin ningún tipo de desagrado. Eso no es muy habitual, y quiero agradecérselo de todo corazón”, afirmó Lino Rodrigues, antes de guiar a los invitados en la visita a la institución.

“El trabajo que hace Cerciespinho es realmente impresionante. Nos emocionó todo lo que vimos. En el beach soccer tenemos campeones, pero aquí todos son ganadores, todos los días”, señaló Joan Cuscó, miembro de la Comisión de Fútbol Playa de la FIFA.

Además, la Asociación Portuguesa entregó una camiseta oficial de la selección firmada por todos los jugadores, y la FIFA hizo lo propio con balones utilizados durante la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA. A su vez, Cerciespinho correspondió a ese gesto dando libros de fotografías que retratan el día a día de los usuarios de la institución.

“Estamos muy orgullosos de estar aquí. Esta comitiva ha venido a dar una gran alegría a quienes tanto lo merecen”, declaró el seleccionador portugués, Mário Narciso, mientras su capitán, Madjer, repartía cariño y abrazos.

“Es una visita importante, qué duda cabe. La realidad que hemos visto aquí nos hace valorar lo que es de verdad importante. Ya estuvimos aquí el año pasado, y es increíble ver cómo se acuerdan de nuestros nombres y el partido que jugamos todos juntos”, recordó el astro portugués.