El Adelaide United logró la clasificación para los cuartos de final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2008 tras imponerse al Waitakere United (2-1), en el duelo de equipos  de la región de Oceanía, durante el encuentro inaugural del torneo disputado en el estadio Nacional de Tokio ante cerca de 20.000 espectadores.

Los Socceros comenzaron dominando el partido y contaron con varias ocasiones de gol por medio de su capitán Travis Tood (8') y Scott Jamieson (19'). Sin embargo, el mayor control de los hombres de Aurelio Vidmar no se hizo efectivo con el paso de los minutos y fue el Waitakere el que sorprendió primero, al abrir el marcador a balón parado. El galés Paul Seaman aprovechó un error en la salida del guardameta Eugene Galekovic, que no blocó bien el balón tras un saque largo de falta del croata Daniel Koprivcic, para anotar a puerta vacía con un disparo a media vuelta (0-1, 34') .

Sin embargo, la reacción de los subcampeones de Asia no se hizo esperar y dolidos en el orgullo fueron directos al ataque. Y sólo cinco minutos después, Daniel Mullen recobró las tablas en el marcador tras anotar de cabeza y libre de marca un saque de esquina botado por Paul Reid (1-1, 39').

La segunda parte comenzó más pareja, con los neozelandeses aprovechando el contraataque para poner peligro sobre la portería de Galekovic. El fiyiano Roy Krishna contó con dos ocasiones casi consecutivas (48' y 50'). Adelaide respondió a balón parado tras un saque de falta de Kristian Sarkies (60') que se fue rozando el travesaño.

Ambos equipos se centraron en la defensa. Waitakere sólo creaba peligro cuando la rapidez de Krishna desbordaba a la zaga rival, mientras Adelaide contaba con sus ocasiones de estrategia. Y fue en una de ellas en la que consiguió batir la portería kiwi. El capitán Travis Todd puso por delante definitivamente a los suyos tras rematar de cabeza un centro al área de Paul Reid tras un tiro libre (2-1, 83').

Con este resultado, el Adelaide United logra el pase a cuartos de final donde le espera el Gamba Osaka japonés, el próximo domingo 14 de diciembre en el Toyota Stadium (19.30 hora local), en una reedición de la final de la Liga de Campeones de la AFC, en la que los nipones lograron el título continental.