El Adelaide United se impuso por la mínima (0-1) al Al Ahly egipcio y se hizo con la quinta posición de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2008 en el encuentro disputado en el estadio Internacional de Yokohama el jueves 18 de diciembre.

Los campeones de África partían como favoritos ante los Aussies en un partido en el que su estrella Mohamed Aboutrika alcanzó el récord de siete partidos disputado en un Mundial de Clubes junto a sus compañeros Wael Gomaa, Shady Mohamed y Hossam Ashour.

Sin embargo, el Adelaide demostró desde el primer minuto que iba a por el partido y no tardó en tener sus ocasiones. Tras un primer aviso de Alemao (2'), el brasileño Cristiano tomó la pelota en el medio campo y tras regatear a dos jugadores se internó por el vértice izquierdo del ataque para fusilar desde fuera del área la portería de Amir Abdelhamid (0-1, 7').

El Adelaide controló por completo el partido y siguió buscando goles, con un cabezazo a saque de esquina de Sasa Ognenovski (10') y un disparo de Adriano que se fue desviado por poco tras una larga jugada de equipo (14'). El campeón africano estuvo perdido sobre el campo y aunque se fue sacudiendo el dominio no consiguió ninguna ocasión manifiesta de gol hasta un cabezazo de Flavio tras un saque de esquina (41'). Sólo las internadas de Sayed Moawad y Ahmed Hassan por las bandas crearon serio peligro a la zaga australiana antes del descanso.

En la segunda mitad, el Al Ahly salió más animado con un Adelaide replegado atrás, que cedió todo el dominio a los africanos. Aboutrika y Ahmed Hassan se quedaron en la caseta, pero la entrada de Hussein Yasser y Osama Hosny dio más profundidad al ataque egipcio. Gomaa contó con dos ocasiones de igualar de cabeza (53' y 58'). Pero la férrea defensa creada por Aurelio Vidmar iba agotando los intentos de los africanos que tuvieron en el remate de córner de Mohamed Barakat su última oportunidad de igualar (83').

Los Aussies han madurado en los tres partidos que han disputado en el campeonato y se llevan, al menos, el orgullo de concluir su participación con una victoria y el quinto puesto de la Copa Mundial de Clubes Japón 2008.