La Liga Deportiva Universitaria de Quito se llevó un celebrado triunfo 2-0 sobre el Pachuca mexicano en la primera semifinal de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2008 disputada en el estadio Nacional de Tokio y confirmó, además, la hegemonía de los equipos sudamericanos sobre los de la CONCACAF en el marco de la competición.

Claudio Bieler y Luis Bolaños no sólo marcaron los goles del triunfo, sino que fueron los jugadores más destacados de los Albos en esa primera parte junto a Damián Manso. Ante más de 33.000 espectadores, el conjunto ecuatoriano salió a por el partido y se encontró con ventaja a los pocos minutos: el argentino Claudio Bieler se topó con el balón tras un rechace defectuoso de la zaga de Pachuca para adelantar a los suyos (0-1, 4').

Este tanto rompió la estrategia del técnico mexicano Enrique Meza, que decidió adelantar la línea defensiva y presionar más cerca de la portería de José Francisco Cevallos. Liga de Quito dominaba el resultado y la posesión de la pelota mientras Pachuca no sabía encontrar el hueco en la zaga ecuatoriana.  El trío argentino de los Tuzos formado por Damián Álvarez, Bruno Marioni y Christian Álvarez fue tomando las riendas del ataque mexicano y generó algunas ocasiones.

Pero Liga de Quito dio un segundo mazazo con un gol de estrategia. En una falta en la medialuna del área, los propios jugadores ecuatorianos formaron una barrera delante del balón que impidió la visión al arquero Miguel Calero, que se vio con el balón encima cuando intentó reaccionar al disparo directo de Luis Bolaños (0-2, 26'). Pachuca se fue al ataque dejando la zaga descubierta y las ocasiones por ambos bandos se sucedieron antes del descanso, pero sin concretar ninguna jugada.

En la reanudación, el partido perdió intensidad. Pachuca comenzó a acusar el cansancio de los 120 minutos disputados en los cuartos de final, mientras Liga de Quito se dedicaba a contemporizar y buscar los contraataques con la rapidez por las bandas de Bolaños y Neicer Reasco. Los Tuzos continuaban a la carga con Giménez y Álvarez, pero sin disparos entre los tres palos. En los últimos minutos, la chilindrina Álvarez estuvo a punto de anotar un gol olímpico mientras Pedro Larrea pudo certificar el marcador para Liga de Quito, pero su remate en carrera se fue alto.

No hubo tiempo para más. Los de Bauza celebraron una victoria histórica y piensan ya en la gran final del campeonato, a disputarse el próximo domingo 21 de diciembre ante el ganador del encuentro entre Manchester United y Gamba Osaka. Los Tuzos, por su parte, tendrán que consolarse con luchar por un lugar en el podio, el mismo día, ante el perdedor del choque entre ingleses y japoneses.