"Estoy orgulloso de mis jugadores. Demostramos que podemos hacer frente al campeón sudamericano, y tuvimos muy mala suerte al perder. Nos expulsaron a tres jugadores. Podría haber sido una historia muy distinta", Sergio Farias, entrenador del Pohang Steelers.

"Estamos muy felices de haber alcanzado la final. Si nos topamos con el Barcelona, que así sea: estaremos listos para enfrentarnos a ellos. El Pohang tuvo mucho mérito; lo hicieron muy bien. Los 20 últimos minutos de la primera mitad fueron muy igualados, y también el inicio de la segunda parte. Pero nuestro segundo gol nos dio la ventaja psicológica y el Pohang se frustró a partir de entonces. No fue nuestro mejor partido pero creo que merecimos la victoria. Lo haremos mejor en el siguiente encuentro", Alejandro Sabella, entrenador de Estudiantes.