“El resultado ha sido justo. En la primera parte nosotros controlamos el juego, y rendimos a un nivel excelente. El desempeño del Barcelona en la primera mitad, en comparación con lo que había hecho en partidos anteriores, no fue tan bueno, pero en la segunda cambió. Estuvimos cerca de alcanzar nuestro sueño, aunque al final no lo conseguimos. Sin embargo, hoy los jugadores han hecho un trabajo perfecto. Nos entregamos al máximo. Habría sido fantástico poder llevarnos la copa, pero así es el fútbol, hemos perdido pero nos vamos con la cabeza alta”. Alejandro Sabella, entrenador de Estudiantes.

“Esperábamos que Estudiantes fuese un rival muy duro. En la segunda parte logramos jugar por las bandas, y cambiamos el partido. Durante el descanso les dije a los jugadores que debían ser fuertes, en una final como esta hay que luchar. Para mí, este ha sido un año fantástico. Hemos conseguido algo que nadie había hecho nunca. Tengo suerte de contar con futbolistas de tanta calidad en la plantilla. Ellos son los responsables de que hayamos tenido este éxito, y quiero agradecérselo”. Pep Guardiola, entrenador del Barcelona.