“Mis jugadores estaban nerviosos porque se esperaba mucho de ellos. Es difícil asumir la condición de favoritos. El Hekari desplegó un juego físico, con balones largos, y nosotros respondimos de la misma manera, a lo que no estamos acostumbrados. Por suerte, mis hombres más curtidos recuperaron el control del partido. Pero si jugamos así contra el Seongam no tendremos ninguna posibilidad. El próximo partido empieza ahora”. Josef Hickersberger, entrenador de Al Wahda.

“Estoy orgulloso de mis muchachos. Buscamos ante todo marcar, y al atacar recibimos dos goles en cinco minutos. Eso nos hizo perder la concentración. Pero no vamos a reprocharnos nada. Nos ha faltado experiencia. Espero que la hayamos adquirido esta noche y que nos sirva para volver”. Tommy Mana, entrenador de Hekari United.

“Era un partido complicado, sobre todo en el primer cuarto de hora, porque nunca habíamos visto jugar al Hekari antes. Nos sorprendió su buen nivel físico, y se empleó a fondo en la recuperación de la pelota. Pero después nosotros controlamos el encuentro sin vacilar”. Márcio Magrão, centrocampista de Al Wahda.

“Podemos estar orgullosos de nuestra participación. Hemos perdido ante un buen equipo, pero estoy convencido de que si hubiésemos marcado el primer gol el encuentro habría sido diferente. Sencillamente, no nos ha acompañado la suerte”. Osea Vakatalesau, delantero de Hekari United.