“Hemos jugamos bien y dominamos los dos partidos que hemos disputado en este torneo. Ha sido una experiencia muy buena para nosotros, y pienso usarla para mejorar a partir de ahora. En general, no conseguimos lo que buscábamos, que era pasar a la final, pero nos sentimos muy satisfechos con la actuación de hoy. Me ha dado la impresión de que empezamos el partido sin demasiado entusiasmo y no jugamos con la velocidad habitual, pero mejoramos conforme avanzó la contienda. Nos llevó tiempo, pero una vez que nos relajamos empezamos a crear ocasiones. Demostramos una gran actitud porque seguimos luchando pese a que íbamos perdiendo por 2-0”, Pablo Marini, entrenador del Club de Fútbol Pachuca.

“Ha sido un partido muy entretenido e interesante. El momento decisivo llegó con la segunda amarilla para [Mahmoud] Al Kamali. A partir de entonces fuimos incapaces de controlar al Pachuca y nos encontramos sometidos a una presión tremenda. Al final, resultó demasiado para algunos de nuestros jugadores, ya muy cansados, y lógicamente acabamos por caer en los penales. Pero estoy contento con nuestra actuación, mucho mejor que la que ofrecimos contra el Seongnam. Ha servido para devolverles a mis jugadores la autoestima. Pese a la derrota, creo que el Al Wahda se ha despedido muy bien de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA”, Joseph Hickersberger, entrenador del Al-Wahda Sports Club.