El Al Sadd qatarí, campeón asiático, se impuso por 2-1 al Esperánce de Túnez en el partido de cuartos de final disputado en el estadio Toyota el domingo 11 de diciembre. Reservó así un billete en las semifinales de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2011, donde se medirá al FC Barcelona.

El conjunto dirigido por Jorge Fossati supo sobreponerse al dominio ejercido por los africanos y exhibió una mayor pegada. Así, fue el Esperánce el que gozó de más ocasiones de gol a lo largo del partido, pero el Al Sadd aguantó las embestidas y aprovechó sus opciones para llevarse un trabajado triunfo.

Mohamed Saqr, el portero del Al Sadd, tuvo que emplearse a fondo en los primeros diez minutos de partido para evitar dos claras ocasiones de gol del delantero Yannick Ndjeng. El Esperánce siguió dando muestras de su vocación ofensiva con una nueva acción de peligro en el minuto 19 que remató Ndjeng y que una vez más desbarató Saqr, el más activo de sus compañeros.

Dos nuevas oportunidades de gol para los tunecinos en los minutos siguientes hacían pensar en un inminente gol de los africanos, pero fue el Al Sadd quien, después de media hora a la defensiva, supo aprovechar su primera ocasión de gol. Khalfan Al Khalfan aprovechó el fallo en el rechace del portero Moez Ben Cherifia tras un tiro de Kader Keita, para inaugurar el marcador (0-1, 33').

De nuevo Ndjeng inquietó la portería del Al Sadd, pero sin mucho éxito, por lo que ambos conjuntos se marcharon al descanso con el 1-0 favorable al conjunto qatarí.

Ya en la segunda parte, un nuevo zarpazo del Al Sadd alejaba al Esperánce de su sueño de llegar a semifinales del torneo y enfrentarse al FC Barcelona. Nadir Belhadj colgó al área un tiro libre que Lee Jung-Soo dejó de cabeza para que Abdulla Koni rematese a placer a la espalda del portero (0-2, 49').

El Esperánce no bajó los brazos y su insistencia obtuvo premio. Ousama Darragi peinó un tiro libre al fondo de la red para recortar distancias (1-2, 60').

El Al Sadd no se inquietó, y a punto estuvo de ampliar su renta unos minutos después con un magnífico lanzamiento de falta de Ibrahim Abdulmajed que consiguió desviar meritoriamente el guardameta Moez Ben Cherifia.

En los instantes finales, el Esperánce rondó la igualada. En el 79, Ndjeng envió el balón a la red, pero el gol fue anulado por fuera de juego. Instantes después Mejdi Traoui desperdició una clara ocasión, y segundos antes del pitido final, Khaled Ayari anotó un tanto también anulado por posición adelantada.

Con este resultado, el Al Sadd de Jorge Fossati luchará el jueves 15 de diciembres con el FC Barcelona por un puesto en la gran final de esta Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2011. El Esperánce peleará por el honor del quinto puesto con el Monterrey el miércoles.