Con un gol el alargue que le permitió romper la paridad que forzó a los tiempos extras, el Raja Casablanca superó al Monterrey y se clasificó para disputar las semifinales de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Marruecos 2013. El encuentro se jugó en el estadio Agadir el sábado 14 de diciembre.

El encuentro arrancó dentro de una gran atmósfera que inspiró a los anfitriones de la competición a buscar desde el principio las anotaciones. A pesar de esto, no encontraron en el Monterrey un rival sencillo y respondió todos los esfuerzos que los locales imprimieron.

Cuando el juego estaba de ida y vuelta, Chemseddine Chtibi aprovechó un mal rechace del arquero Rayado y movió los cartones para acrecentar la euforia de una hinchada que no paraba de alentar (1-0, 24').

A tiempos extras
En el segundo tiempo las emociones continuaron. No habían transcurrido ni diez minutos cuando el Monterrey igualó el marcador. El chileno Humberto Suazo, haciendo gala de su buena técnica, habilitó al capitán José María Bastanta, quien mandó la pelota al fondo de las redes y anotó el gol que forzaría al alargue (1-1, 53').

En los tiempos extras, el Raja evitó los tiros penales con un cabezazo de Kouko Guehi en un tiro de esquina (2-1, 95'). A pesar de que los Rayados intentaron equilibrar el marcador con varias aproximaciones, la pelota nunca pudo cruzar la línea de gol y terminaron su participación en el torneo.

El próximo miércoles 18, el Raja Casablanca, en Marrakech, enfrentará a Atlético Mineiro buscando un lugar en la final de la competición.