El anfitrión Raja Casablanca dio una sorpresa mayúscula al vencer al Atlético Mineiro por 3-1 y disputará ante el Bayern Múnich la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Marruecos 2013. El partido se jugó el miércoles 18 de diciembre en el estadio Marrakech de la ciudad homónima.

En un marco de público imponente, el primer tiempo resultó tan intenso como parejo. Los sudamericanos mostraron mayor ambición, siempre a partir de su juego prolijo y cuestiones típicas de su fútbol como la subida de los laterales.

El Raja lució concentrado y sin temor alguno, plantándole cara al poderoso rival a partir de pelotazos largos pero certeros, bien aprovechados por sus veloces hombres de ataque.

De hecho, luego de aquel aviso de Fernandinho entrando por izquierda (33’), el local tuvo dos situaciones claras en los pies de Mohsine Moutaouali, pero Víctor el ahogó la primera y luego el capitán remató desviado cuando dos compañeros entraban solos por el medio.

Absorbido por la marca, poco pudo aportar Ronaldinho. Pese a esto, el Galo contó con otra buena situación a través de Jó, que definió a las manos del arquero.

Llegan las emociones
La paciencia le pagó dividendos al Raja cuando Chemseddine Chtibi leyó bien el adelantamiento de la defensa rival y cambió el balón hacia a la derecha para la entrada de Mouhssine Iajour, quien definió cruzado (1-0, 51’).

Atlético Mineiro adelantó sus líneas pero dejó enormes espacios atrás que el Raja no supo aprovechar. Un pecado que, con un exquisito tiro libre, Ronaldinho le hizo pagar (1-1, 63’).

A partir de allí se vio lo mejor del campeón de América, que inclinó el juego a su favor pero dejó lugar al contragolpe contrario. Y fue en una de esas jugadas que Rever le cometió el penal a Iajour que Moutaouali cambió por gol (2-1, 84’).

El tanto de Vivien Mabide (3-1, 90’+4’), con el Galo volcado al ataque, redondeó el día histórico del Raja, que el próximo sábado 21 irá por el título ante el Bayern Múnich. Un rato antes, también en Marrakech, Atlético Mineiro buscará el tercer lugar del podio frente al Guangzhou.