Monterrey mostró su mejor cara, goleó al Al Ahly por 5-1 y se despidió con una sonrisa de Copa Mundial de Clubes de la FIFA Marruecos 2013 al terminar quinto. El partido se jugó el miércoles 18 de diciembre en el estadio Marrakech de la ciudad homónima.

Los primeros minutos resultaron trepidantes, porque más allá de las claras intenciones ofensivas de ambos equipos, los dos acertaron la red. Los mexicanos abrieron el marcador por intermedio de Neri Cardozo, quien definió con tranquilidad tras un gran pase de Humberto Suazo (0-1, 3’).

Los egipcios encontraron rápidamente la igualdad a través de un remate de corta distancia de Emad Meteab (1-1, 8’), pero a partir de ahí casi todo fue del Monterrey. Con pases rápidos y precisos, los regiomontanos superaron una y otra vez cualquier intento de presión rival, y cada vez jugaron más cerca del área egipcia.

Goles y récord
Bastó que César Delgado concretara una gran asistencia de Cardozo (1-2, 22’) para que aparecieran distracciones en la zaga del Al Ahly, que el Monterrey no perdonó. Primero, por cortesía de Leobardo López a la salida de un tiro de esquina (1-3, 27’); luego, a través de Suazo desde el punto del penal (1-4, 45’).

Los egipcios mostraron orgullo, pero les faltó fútbol, y rara vez pudieron imponer condiciones. Para peor, Delgado volvió a aparecer libre para aprovechar otra exquisita asistencia de Suazo y estirar aún más la distancia (1-5, 65’). Con este gol, el Chelito se convirtió en el máximo anotador histórico del torneo con cinco.

Monterrey siempre estuvo más cerca de aumentar la cuenta que de sufrir en arco propio. Así, redondeó una convincente actuación que le permitió marcharse con la frente en alto de Marruecos.