“Ha sido un partido muy reñido, aunque ya lo esperábamos. Sabíamos que el rival iba a estar organizado, y así fue, pero aun así creo que nosotros controlamos el partido durante la mayor parte del tiempo. También éramos claros favoritos y había muchas expectativas puestas en nosotros. Creo que nos dejamos ir justo antes del descanso, pero les dije a mis jugadores que se mantuviesen firmes, que fuesen inteligentes y que estuviesen atentos para aprovechar sus oportunidades. Y cuando llegó ese lanzamiento de falta, así lo hicieron”.
Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate

“Hay que aceptar el resultado, aunque resulta difícil asumirlo, porque tuvimos momentos decisivos y una oportunidad de ganar. El rival es el equipo más fuerte contra el que hayamos jugado nunca, tanto en términos de historial como de calidad. Tiene una velocidad, una potencia y una técnica extraordinarias, y casi fuimos capaces de estar a su altura. Hasta el gol, todo transcurrió exactamente como habíamos previsto. De haber sido capaces de marcar nosotros, las cosas podrían haber terminado de un modo muy distinto”.
Hajime Moriyasu, entrenador de Sanfrecce Hiroshima