Copa Mundial de Clubes de la FIFA Catar 2020™

Copa Mundial de Clubes de la FIFA Catar 2020™

1 febrero - 11 febrero 2021

Mundial de Clubes

Flick, primer entrenador en ganar Mundial de Clubes y la Copa Mundial

The players of FC Bayern Muenchen throw their coach Head coach Hansi Flick of FC Bayern Muenchen in the air.
© Getty Images
  • Hansi Flick gana el Mundial de Clubes con el Bayern de Múnich
  • En 2014 se coronó campeón del mundo como asistente de Loew
  • Contribuyó notablemente en la Copa Mundial de 2014

Gracias a su triunfo en la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, el técnico Hansi Flick no solo ha hecho historia con el Bayern de Múnich al igualar el sextete del FC Barcelona, sino que además ha establecido un nuevo récord individual: a sus 55 años, Flick se ha convertido en el primer entrenador en ganar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA —torneo que se disputa desde el año 2000— y la Copa Mundial de la FIFA, que conquistó en 2014 como asistente de Joachim Loew.

Como jugador, Flick fue un centrocampista que ganó cuatro títulos de la Bundesliga con el Bayern. También fue internacional juvenil con la selección alemana, si bien nunca llegó a debutar con el combinado absoluto. Al término de la Copa Mundial de la FIFA 2006, Flick fue nombrado asistente de Joachim Loew, que acababa de asumir el puesto de seleccionador alemán, y ambos encajaron muy bien desde el principio. Flick, que en público se mostraba reservado, desempeñaba labores independientes muy relevantes de puertas para adentro.

Su trabajo se hizo más evidente para el gran público gracias al triunfo de Alemania en la Copa Mundial de 2014. En los torneos anteriores, Loew había dado más bien poca importancia a ensayar jugadas a balón parado por falta de tiempo, mientras que Flick insistía en otorgarles prioridad en Brasil.

"Queríamos volver a destacar el valor de las jugadas a balón parado, sobre todo en un torneo tan exigente", señaló en su día Flick, que había pedido consejo a los expertos de la Bundesliga en este tipo de acciones.

Medio en broma medio en serio, Loew se apostó una cena con sus asistentes a que la selección alemana tampoco metería ningún gol en jugadas a balón parado en la cita global de 2014. No obstante, en su camino hacia la cuarta estrella, el conjunto dirigido por Loew y Fink acabó marcando cuatro goles a balón parado, entre ellos el 2-2 contra Ghana en la fase de grupos, el único tanto en los cuartos de final contra Francia, así como la importante diana que abrió el marcador en la semifinal contra Brasil.

"Lo habíamos preparado mucho. Sacrificamos horas de entrenamiento para hacerlo. Le toca pagar a Jogi. Estoy deseando que llegue esa cena", dijo Flick a continuación. Seguro que a Loew no le importó sacar la billetera aquella noche.

Después de conquistar la Copa Mundial, Flick pasó a ser directivo tanto de la Federación Alemana de Fútbol como del 1899 Hoffenheim, equipo de la Bundesliga. Posteriormente, accedió al cargo de segundo entrenador de Niko Kovač en el Bayern para la temporada 2019/20. En noviembre de 2019, cuando Flick relevó a Kovač en el banquillo muniqués, comenzó una racha ganadora sin precedentes: 32 partidos oficiales sin conocer la derrota y una sucesión de títulos que incluye la Bundesliga, la Copa alemana, la Liga de Campeones de la UEFA, la Supercopa de Europa, la Supercopa alemana y, finalmente, la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

FC Bayern München coach Hansi Flick with the UEFA Champions League trophy 2020
© imago images

Pero nada es fruto de la casualidad. Al tomar las riendas del Bayern, Flick cambió de manera radical el estilo de juego de su equipo: pasó a presionar con mayor intensidad, adelantó la línea defensiva y, junto con su cuerpo técnico, preparó a sus hombres de la mejor manera posible durante el parón obligado por la pandemia para el último tramo de la temporada, incluido el torneo final que decidió la Liga de Campeones de la UEFA. Además, no descuidó otros aspectos, como ganarse la lealtad de sus futbolistas, y se destapó como un jefe de vestuario empático y equitativo.

"Transmitió muy buenas sensaciones y dio mucha confianza al equipo desde el primer momento. Teníamos la impresión de ser invencibles", declaró Joshua Kimmich.

El brasileño Tite ganó en 2002 la Copa Mundial de Clubes de la FIFA con el Corinthians, y en 2022 podría conquistar la Copa Mundial de la FIFA como seleccionador de su país. Zinédine Zidane, por su parte, fue campeón del mundo como jugador en 1998 y ganó la Copa Mundial de Clubes como técnico del Real Madrid en 2016 y 2017. Y, desde luego, nadie descarta que Zidane pueda guiar algún día a la selección francesa hasta un nuevo título mundialista. Sin embargo, esta noche, Hansi Flick ha sido el primero en conseguir este particular doblete.

Explora este tema

Notas recomendadas