Copa Mundial de Clubes de la FIFA Catar 2019™

Copa Mundial de Clubes de la FIFA Catar 2019™

11 diciembre - 21 diciembre

Mundial de Clubes

Gabi, de soldado de Simeone a líder del Al Sadd de Xavi

Gabi Fernandez of Al-Sadd Sports Club in action during a training session
© Getty Images

Lo rozó en dos ocasiones con el Atlético de Madrid, pero es ahora, a sus 36 años y en las filas del Al Sadd qatarí, cuando Gabi Fernández está disputando al fin la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. Sonríe y se encoge de hombros. “Es el único torneo que me quedaba por jugar, y aunque resulte atípico con mi edad, me hace mucha ilusión”.

Palabra de capitán. Porque una constante marca su carrera: el centrocampista madrileño ha sido capitán de casi todos sus equipos. Solo faltó a su cita con el gafete en el Getafe, donde jugó un año en sus inicios. Primero lo portó en el Zaragoza, después llegaría a ser la prolongación del Cholo Simeone en la cancha en el mejor Atleti de la historia, y ahora repite rol de líder en el equipo que dirige Xavi Hernández.

“Mi reto como capitán aquí es mostrar nuestra manera de vivir el fútbol y de competir. Estoy intentando aportar mi experiencia en liderar grupos, y aunque parezca fácil, no lo es. Pero ves que los chicos intentan aprender, se fijan mucho en ti… Intento dar ejemplo”.

Ayudando a sobrellevar la presión

Al equipo se le atragantó el debut en la competición y tuvo que recurrir a la prórroga para eliminar al Hienghéne de Nueva Caledonia. Cumplido el tiempo reglamentario, Gabi aplaudía y arengaba a los suyos, que terminaron ganando 3-1. La presión de ser los anfitriones les pasó factura. “Tienen mucha ilusión en esta competición. Se hizo un buen partido, pero no entraron las ocasiones y mañana soy consciente de que tenemos que estar muy muy finos para poder competir con Monterrey”.

Ahí la presión del favoritismo se inclina del lado azteca, algo que Gabi ve beneficioso. “Estoy convencido de que el no ser favoritos ante Monterrey nos puede ayudar. Cuanta menos presión, mucho mejor para los chicos”.

El centrocampista apura sus últimos años de corto en Doha. Echa de menos a la familia, que se quedó en Madrid, y también a su Atleti –“fue duro dejarlo atrás después de todo lo que había vivido, de cómo me encontraba allí” –. Pero retos como el del Mundial de Clubes le ilusionan. También el adaptarse a un fútbol completamente opuesto al que estaba acostumbrado.

De pretoriano del Cholo al estilo Barça

“¿Que cómo se pasa del Cholismo al estilo Barça de Xavi?” Se echa a reír. “Esa es una buena pregunta. Lo que está claro es que yo tenía unos hábitos adquiridos de jugar más largo o de jugar segunda pelota que aquí no tienes. Entonces intentas acostumbrarte rápido. La verdad es que es una experiencia fabulosa. Conocer y haber jugado estas dos maneras de pensar el fútbol es una combinación perfecta. No solo para el presente, que lo estoy disfrutando muchísimo… sino para el futuro”. La posibilidad de seguir los pasos de su hoy entrenador Xavi cuando cuelgue las botas es más que posible.

Pero de momento, el presente de Gabi y sus chicos pasa por el Monterrey. “Creo que están capacitados para jugar este tipo de partidos, y aquí estoy yo también para ayudarles”. Y si el capitán empuja y trabaja como siempre, ¿por qué no soñar con medirse al Liverpool en semifinales?

Explora este tema

Notas recomendadas