Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2007

7 diciembre - 16 diciembre

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2007

Kaka: "¡Llevaremos este símbolo con orgullo!"

Del mismo modo que, en la Copa Mundial de la FIFA, las selecciones victoriosas lucen en sus camisetas una estrella por cada conquista, también la Copa Mundial de Clubes de la FIFA tiene ahora su propio emblema. El Milán, campeón de la pasada edición de la competición, disputada en Japón en diciembre, podrá lucir en su uniforme el brillante símbolo de esa fantástica conquista.

FIFA.com ha entrevistado al mejor futbolista del campeonato celebrado en Japón, el brasileño Kaká, Jugador Mundial de la FIFA 2007, y le ha preguntado su opinión sobre esta interesante y novedosa noticia.

*Ricardo, ¿qué le parece la iniciativa de la FIFA que permitirá al Milan lucir en su camiseta un símbolo en recuerdo de la victoria en el Campeonato Mundial de Clubes 2007? * Como idea me gusta mucho. Además, es estupendo que se empiece con un equipo italiano, dado que desde siempre, aquí en Italia, hay la costumbre de recordar los triunfos cosiendo sobre la camiseta un escudo para el campeonato de liga y una escarapela para la copa nacional. El símbolo les recordará a todos que nosotros somos los campeones del mundo de clubes y que, hasta el próximo diciembre, nadie podrá arrebatarnos el título. Sería fantástico conquistar de nuevo la Liga de Campeones y tener así la oportunidad de defender este emblema.

Un emblema que es resultado directo de su aventura triunfal en tierras japonesas: ¿qué recuerdos guarda de aquello ahora que ya puede contemplarlo desde la distancia?
Por vez primera hemos jugado el mundial de clubes con el nuevo formato. Ahora la competición es mucho mejor, porque hay más equipos. En 2003 jugamos tan sólo un partido, que perdimos, y todo sucedió muy deprisa. Ahora se llega con bastante antelación, se asiste a los otros partidos, se estudian los posibles rivales. Es un campeonato de verdad, en todo el sentido de la palabra.

*Semifinal contra el Urawa Red Diamonds, final contra Boca Juniors. ¿Cuál fue el partido más reñido? * Ambos partidos fueron difíciles, pero al mismo tiempo muy emocionantes y divertidos. Jugamos contra el equipo local, al que animaba un público entusiasta, y luego contra Boca, el equipo que nos había derrotado cuatro años antes. Dos victorias muy distintas.

Como ya había sucedido en los partidos decisivos de la Liga de Campeones, también en esa ocasión usted fue el hombre desequilibrante, con un tanto y una serie de pases de gol. ¿De dónde le nace esa capacidad suya para destacar en los momentos importantes?
En esos partidos tengo un empuje y una motivación especial. Está claro que me preparo igual para todos los partidos, pero las grandes finales me proporcionan un empujón psicológico adicional.

En Alemania 2006, la verdad es que arrancó de forma extraordinaria, pero luego fue frenando la marcha. ¿Qué le pasó?
Intenté prepararme bien y creo que ofrecí un rendimiento regular durante toda la competición, por lo menos hasta octavos. Pero luego recibí un golpe en la rodilla contra Ghana y, como sólo dispuse de tres días para recuperarme, tuve que jugar contra los franceses por debajo de mis posibilidades. No obstante, mi forma física en general, aparte de esa lesión, era buena.

Ahora, en su camino se cruzarán los Juegos Olímpicos 2008. ¿Qué le lleva a querer participar en este torneo?
Me gustaría ir a Pekín porque Brasil ya lo ha ganado todo, pero nunca ha conquistado una medalla olímpica en el fútbol. Cuando tenía la edad apropiada, no nos clasificamos. Ahora, al final, tendrían que convocarme en el grupo de los futbolistas mayores de 23 años.

*¿Ya lo tiene todo hablado con el cuerpo técnico? * Yo les he comunicado mi disponibilidad, nada más. Además, la última vez, Brasil no hizo uso de su derecho a utilizar jugadores mayores. Por eso, habrá que saber cuál será la decisión que adopte la federación. Aparte, deberemos tener en cuenta los compromisos del Milan, puede que, por ejemplo, los preliminares de la Liga de Campeones. En cualquier caso, me apetecería mucho estar presente.

Le gusta mucho jugar con la selección nacional, ¿verdad?
Cuantos más partidos pueda jugar con Brasil, mejor, es la pura verdad. La Seleção es un marchamo de calidad reconocido en el mundo entero, y es bonito formar parte de ella. Lo único que echamos de menos tanto mis compañeros como yo es la posibilidad de jugar más a menudo en Brasil; por lo demás, la decisión de la FIFA y la CBF es comprensible, porque así se evitan largos y costosísimos viajes.

Usted simboliza el presente del fútbol brasileño y juega en el Milán con Ronaldo y Pato, la historia reciente y el futuro de Brasil. ¿Qué piensa de estos dos futbolistas?
Pato es un jugador que está naciendo para el fútbol, representa la eclosión del momento. Ronaldo, por otro lado, es el número uno. En la historia del fútbol brasileño, después de Pelé viene Ronaldo.

La Liga de Campeones es la puerta de acceso a la Copa Mundial de Clubes, ¿cómo ve el choque entre el Milan y el Arsenal?
He visto algunos partidos, y los ingleses juegan un fútbol muy bonito, uno de los mejores de toda Europa, con muchísimos jóvenes interesantes. En cualquier caso, siempre que debe enfrentarse a equipos poderosos, el Milan sabe sacar lo mejor de sí mismo: también será así en esta ocasión, ya lo verán.

*¿Está siguiendo la Copa Africana de Naciones? * De momento, no he visto muchos encuentros. El domingo, antes de mi partido, vi un trozo del Ghana-Nigeria. Me gusta el fútbol africano porque los jugadores poseen una calidad técnica parecida a la de los brasileños, aunque no tengan, a mi entender, la misma concentración ni habilidad táctica.

¿Qué piensa de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010?
El factor ambiente es importante. Lo cierto es que, hasta la fecha, las naciones africanas han triunfado con más facilidad en los Juegos Olímpicos y en las categorías juveniles: recuerdo Atlanta 96, cuando Nigeria derrotó a Argentina. Yo mismo, en el mundial sub-20, me enfrenté a Ghana, que nos derrotó y nos eliminó del certamen. Son equipos muy fuertes físicamente y, en las categorías juveniles, esta cualidad es decisiva. En el último Mundial volví a enfrentarme a Ghana en octavos de final y me tomé la revancha. Fue un partido bonito, pero muy difícil y duro. Eso quiere decir que va por el camino correcto, incluso con la selección absoluta.

En 2007 se lo ha llevado todo, tanto los premios con el equipo como los individuales. ¿Es cierto, como dicen algunos, que a los futbolistas les traen sin cuidado estos galardones?
¡Por supuesto que no! Yo creo que es importantísimo ganar premios individuales, porque te permiten acceder a la elite de jugadores que han escrito la historia del fútbol. Hasta la fecha, tan sólo una docena de futbolistas han conquistado el título de Jugador Mundial de la FIFA, y yo soy uno de ellos.

¿Quién podría recorrer los pasos de Kaká en el futuro? ¿Quién podrá ganar los mismos premios que usted ha conquistado?
A mí me gusta muchísimo Lionel Messi. Pero también quiero mencionar el nombre de Pato, porque, aunque sólo tenga dieciocho años, se ve claramente que posee un gran talento. O sea, Argentina contra Brasil.

Se comenta que Fabio Capello, el nuevo seleccionador de Inglaterra, es un entrenador que impone reglas muy estrictas. ¿Qué opina usted por su experiencia?
Cada situación es diferente, y además depende mucho del entrenador y de la fe que deposite en sus jugadores. En 2002, después de cada partido teníamos un día libre y, antes de cada partido, nos echábamos unos cuantos pasos de samba. Incluso podíamos usar el móvil. Y ganamos. Obviamente, siempre con el debido respeto a nuestra profesión. En 2006 se nos impuso un reglamento diferente. Se nos dijo que sólo podíamos salir en determinados momentos, teníamos más restricciones y, por otro lado, el resultado no fue positivo. No existe una regla precisa: un entrenador tiene la obligación de conocer el material humano que tiene a su disposición y a su elección. Y no cabe duda de que Capello estará a la altura del encargo que se le ha asignado.

Explora este tema

Notas recomendadas