Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012

Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012

6 diciembre - 16 diciembre

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012

Las memorias de Yokohama de Paulo André

En pocas ocasiones se consigue unir tres esferas aparentemente tan distintas como fútbol, arte y beneficencia. Pero también son escasos los momentos en que Paulo André logra quedarse parado. “No aguanto”. Así pues, estaba más que listo para ponerse manos a la obra. Bullicioso, repartiéndose entre la escritura habitual, los lienzos y una tarea nada banal como ser central titular del Corinthians, este jugador oriundo de Campinas, en el estado de São Paulo, ideó allá por septiembre de 2012 las “Memorias de Yokohama”.

Primero, elaboró un diario para relatar lo ocurrido entre bastidores durante la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012. Y la gran jugada aún estaba por venir: organizar una subasta benéfica de obras que tuviesen relación con aquella experiencia única: y fue una relación directa. Con la ayuda de su amiga Bia Tambelli, artista plástica, y sus compañeros de equipo, produjo 34 obras con las botas utilizadas en la final, los guantes de Cássio, Balón de Oro adidas, y hasta una pizarra del entrenador, Tite.

Aunque Paulo André no perforase la meta contraria durante los intensos choques contra el Al Ahly o el Chelsea en tierras niponas, marcaría luego un tanto sensacional: en una noche de febrero, la velada que organizó en São Paulo acabó recaudando 829.000 reales, cantidad que fue donada íntegramente a su instituto y a otras entidades benéficas. “Fue una emoción parecida a la de celebrar un gol, al ver subir los valores y participar a la gente. Ver que todo el trabajo y la dedicación de preparar el evento habían valido la pena”, explica a FIFA.com. “Me quedé muy sorprendido y satisfecho”.

Incertidumbres
Como él mismo reconoce, no para nunca, y empezó ya muy pronto. Se quedaba todo el día en el club, practicando distintos deportes de pelota, de todas las modalidades. Hace poco, señaló que hubiera sido mejor tenista que jugador de fútbol. “Lo digo en broma, claro”, afirma, para después confundir al periodista al añadir: “Fui el número dos del estado de São Paulo”.

Acabó decantándose por el fútbol, y se marchó de casa a los 14 años. “Pero nunca estuve seguro de si lo conseguiría. Era una incertidumbre que me corroía, y tenía que prepararme por si no salía bien. En Brasil, hay muchos que intentan ser futbolistas. Por lo tanto, tenía que buscar algo de reserva, una segunda salida. Y eso hizo que me preparase mejor para otras oportunidades”.

Sin embargo, triunfaría: pasó por la cantera del São Paulo y del Guarani, se convirtió en capitán del Atlético Paranaense, en 2006 recaló en el Le Mans francés y en 2009 fichó por el Corinthians. Al mismo tiempo, estudió de todo un poco por cuenta propia. Una cosa no excluye a la otra. “Pasamos mucho tiempo en las concentraciones, es un tiempo totalmente ocioso. Aprendí a utilizar eso de manera provechosa”, explica. “La vida va más allá del fútbol. Me gustaría que en la formación de los deportistas se preparase a todos, que se les presentasen otras diversiones, otras actividades. Si uno empieza a pensar en otras cosas, creo que acaba mejorando también su rendimiento”.

En Francia, cuando tuvo que hacer frente a un largo periodo alejado de los terrenos de juego, recuperándose de una operación de rodilla, se distrajo con pinceles y paletas, recordando las visitas que hacía al Museo del Louvre. Y se llevó esa afición de vuelta a Brasil. En 2011, implicó por primera vez al Corinthians en su actividad paralela, al pintar un lienzo gigante para conmemorar la conquista del título brasileño.

Al año siguiente, pensó en repetir la experiencia, añadiéndole algo. “Yo tenía unos cuadros, y la gente me preguntaba si quería venderlos. Entonces pensé en hacer una subasta, aunque imaginé que sería con mis lienzos”, cuenta. El plan cambió cuando vio una obra de una amiga, Bia Tambelli, que utilizaba una zapatilla deportiva en una pieza publicitaria. “Me quedé mirándola, y fue eso”. Los dos reprodujeron el proceso, aunque con material recogido en el vestuario: Bia se ocupó de los *collages *y después, juntos, pintaron los lienzos prácticamente en una tarde, empleando la técnica de *action painting *de Jackson Pollock. “Fueron cinco horas pintando y divirtiéndonos. A fin de cuentas, es una fiesta enorme, con ese estilo de Pollock, haciendo lo que cada uno quiere en el momento”.

Operación Yokohama
Pero antes de poner todo eso en práctica eran necesarias dos tareas un tanto importantes: a) convencer al resto del plantel para que participase; b) ganar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, nada menos.

La primera resultó más fácil. “Hubo un poco de pillería. Primero pedí las botas de Chicão, Alessandro y Fábio Santos, en noviembre, para hacer una prueba. Cuando faltaban dos días para el viaje, las llevé terminadas al vestuario. A cada uno que llegaba, le gustaban. Fueron pidiendo tener lo mismo, uno detrás de otro”.

Preparar un proyecto ya antes de viajar a Japón puede sonar incluso a soberbia, pero, a decir verdad, reflejaba muy bien el espíritu de aquel grupo, su confianza en alzar el trofeo. “Al final acaba ayudando, inconscientemente. Yo creo mucho en la energía, en dejarla fluir, me parece que así las cosas acaban saliendo bien. Claro que durante los preparativos eso quedó en un segundo plano, por la presión y las responsabilidades tan grandes que teníamos”.

Por eso, toda precaución era poca a la hora de compartirlo con su jefe, ¿no? “Después de hablar con los jugadores, me presenté en el despacho de Tite, con un lienzo en la mano. Se quedó mirándolo con extrañeza. Le pregunté: ‘¿Me podría dejar un pequeño recuerdo, por si ganamos, para hacer una obra de arte?’. Me miró y dijo que bueno, si ganábamos, pero que primero tendríamos que ponernos a trabajar”, recuerda.

Siendo así, no habría ningún problema. Para este central del Corinthians, el trabajo nunca parece ser demasiado.

Explora este tema

Notas recomendadas

Corinthians celebra el título de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012

Corinthians celebra el título de la Copa Mundial d...

16 dic. 2012

Japón 2012: Corinthians - Chelsea FC

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012

Japón 2012: Corinthians - Chelsea FC

16 dic. 2012

Entrega oficial de premios de la Copa Mundial de la FIFA Japón 2012

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012

Entrega oficial de premios de la Copa Mundial de l...

16 dic. 2012

Brazilian giants Corinthians goalkeeper Cassio (R), awarded the prize of Most Valuable Player (MVP) and head coach Tite (L) celebrate

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012

Cassio: "¿Yo?"

16 dic. 2012

"Yokohama Memories": Corinthians' defender Paulo André promotes a charity auction

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012

"Yokohama Memories": Corinthians' defender Paulo A...

15 mar. 2013