Copa Mundial de Clubes de la FIFA EAU 2018

12 diciembre - 22 diciembre

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2018

Bashar Resan ante su doble reto más duro

© Getty Images
  • Bashar Resan perdió a su madre el mes pasado horas antes de jugar con Irak
  • Su equipo, el Persépolis, necesita remontar en la final de la Champions asiática
  • El vencedor entre el equipo iraní y el Kashima nipón irá al Mundial de Clubes

El centrocampista iraquí Bashar Resan Bonyan está preparándose a tope para la vuelta de la final de la Liga de Campeones de la AFC contra el Kashima Antlers, que se juega este sábado. Sin embargo, el jugador de 21 años del Persépolis iraní también está haciendo frente a un reto personal aún más difícil que el que le plantea el grande japonés.

El 11 de octubre, Bashar jugó con Irak en un amistoso internacional contra Argentina sin saber que su madre había fallecido ese mismo día. El padre de Bashar informó al delegado de la selección iraquí, pero pidió que no transmitiesen la triste noticia a su hijo hasta después del encuentro.

La trágica noticia dejó muy conmocionado al joven centrocampista, que quería muchísimo a su madre. Bashar tuvo que abandonar la concentración de la selección iraquí en Arabia Saudí para asistir al funeral, antes de regresar una semana después con su club para afrontar la vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones contra el Al Sadd qatarí.

“Nunca olvidaré ese día”, cuenta Bashar a FIFA.com, con las emociones tan a flor de piel que apenas puede hablar. “Fue muy duro para mí perder a mi madre siendo tan joven. Era una madre y una amiga. Los demás jugadores sabían que mi madre había muerto, pero se lo guardaron para que yo pudiese acabar el partido contra Argentina”.

“Después de siete días agotadores en los que mi familia y yo lloramos la pérdida y recibimos pésames, regresé a Irán”, añade. “Acudí a uno o dos entrenamientos antes del partido contra Al Sadd. Tuve sentimientos encontrados de alegría y tristeza después de clasificarnos para la final; sobre todo porque mi madre siempre era la primera que contactaba conmigo después de cada partido”.

Abrumado por el dolor, Bashar continúa: “Era el primer partido que jugaba después de su muerte. Al sonar el pitido final, me di cuenta de que no podría hablar con ella. Era una situación terrible, y no pude contener mis emociones”.

El jugador del Persépolis agradece las muestras de condolencias recibidas tras la muerte de su madre.

Un encuentro crucial

Bashar tendrá que dejar a un lado su aflicción este sábado en el Estadio Azadi de Teherán si quiere ayudar al Persépolis a remontar el 2-0 adverso de la ida y privar del título asiático al conjunto nipón.

En ese aspecto, el joven jugador, que inició su carrera con Al-Quwa Al-Jawiya in 2010, sigue siendo optimista, e insiste en que el equipo ganador de 11 ligas iraníes puede revertir la desventaja en su feudo y proclamarse por primera vez campeón de Asia.

Va a ser un encuentro histórico para el Persépolis y para mí personalmente; sobre todo tras haber ganado la Copa de la AFC [con Al-Quwa Al-Jawiya en 2016]”, recuerda. “El solo hecho de llegar a la final ya ha sido un éxito. El Kashima Antlers es un buen equipo, pero ya hemos conseguido eliminar a equipos más potentes como Al Duhail [3-2] y Al Sadd [2-1]”.

“En la ida no jugamos tan bien como deberíamos haberlo hecho, especialmente en el segundo tiempo”, admite. “Pero si en la vuelta rendimos a nuestro nivel habitual, podemos hacer historia conquistando el título y participando en el Mundial de Clubes el próximo mes”.

En efecto, si se proclama campeón con el Persépolis, Bashar Resan hará historia en un año que, sin duda, jamás olvidará.

¿Sabías que...?

  • Bashar procede de una familia de futbolistas. Su padre, Resan Bonyan, jugó como defensa con la selección de Irak y varios clubes de su país, mientras que sus cuatro hermanos militan en equipos iraquíes menos conocidos y de categorías menores.
  • El 18 de octubre, sus compañeros del Persépolis le mostraron su apoyo vistiendo camisetas con una foto de Bashar y su madre antes del encuentro contra el Navad Urmia, correspondiente a la Copa de Irán.
  • Si participase en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA EAU 2018, Bashar se convertiría en el tercer iraquí en disputar esa competición, tras Abdul-Wahab Abu Al Hail e Imad Mohammed. Al preguntarle por esa posibilidad, Bashar nos comenta: “Todos en nuestro club esperan participar en el Mundial de Clubes. Personalmente, espero poder hacer historia y representar a Irak allí”.

Notas recomendadas

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2018

Kashima Antlers, otro paso hacia la gloria asiática

03 nov. 2018

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2018

Asia busca a su nuevo campeón

02 nov. 2018