Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2008

Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2008

11 diciembre - 21 diciembre

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2008

Segunda oportunidad para Giménez

Christian Gimenez of Pachuca celebrates after scoring against Atlas in Mexico
© AFP

Hace un año, el Pachuca CF llegó a Japón con grandes expectativas para la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. La presencia de potencias como el AC Milan y Boca Juniors no intimidaba al cuadro mexicano, que había ganado dos títulos locales y tres internacionales en los 18 meses previos.

Sin embargo, los Tuzos regresaron a casa mucho antes de lo previsto tras caer en su primer juego ante el Étoile du Sahel tunecino. Poco importó la buena actuación de Christian Giménez, el balón nunca entró en la portería rival. Adiós al sueño de ser campeones del mundo...

"Una cosa es quedar eliminado con Boca, podía suceder, sabíamos que iba a ser un buen partido", reconoce Giménez en diálogo con FIFA.com. "No nos pusimos a pensar en que podíamos quedar fuera en el primer turno; a pesar de que el equipo jugó muy bien y tuvo opciones de gol. Ellos convirtieron y nos dejaron afuera".

Meses después, el conjunto de la Bella Airosa se ganó una nueva cita con el destino al vencer al Saprissa de Costa Rica en la final de la Copa de Campeones de la CONCACAF. Una oportunidad de revancha, aunque para El Chaco es más que eso. "No sé si una revancha, quizás; para nosotros es importante, (el año pasado) tuvimos la experiencia de vida, porque así la llamamos, negativa, donde lamentablemente nos tuvimos que volver rápido", manifiesta el argentino.

"Vamos con la mentalidad de ser protagonistas. No todos tienen la posibilidad de jugar dos Mundiales de Clubes", añade Giménez.

Que la experiencia sirva
El Pachuca mandará a Japón un plantel muy similar al del año pasado, con apenas algunos cambios en la base del once titular. Es un equipo que se conoce tan bien que Christian y sus compañeros saben a dónde pasar el balón sin necesidad de levantar la cara. "Lo que vivimos el año pasado nos servirá de enseñanza: la preparación, cómo tenemos que llegar. Incluso lo negativo nos va a servir mucho".

Una gran diferencia respecto al torneo anterior será la carga de partidos con la que los Tuzos arribarán a Japón. Hace un año llevaban a cuestas 18 meses de intensa actividad nacional e internacional; en esta ocasión el equipo ha tenido tiempo más que suficiente para recuperar energías.

"Esperemos llegar mejor. Yo creo que en ese momento veníamos de un bajón tanto físico como futbolístico", reconoce El Chaco. "Puede influir el hecho de que no juguemos tantos torneos juntos, pero el equipo de a poquito va levantando; el torneo mexicano es un buen torneo y vamos a llegar en óptimas condiciones para hacer un buen papel".

El enfrentamiento entre Milan y Boca en la final del año pasado era un tanto previsible, pero ahora sólo hay un favorito claro, el Manchester United. Los Tuzos enfrentarán en los cuartos de final al Al Alhy egipcio y, de ganar, se medirían en semifinales a la Liga Deportiva Universitaria de Quito, el cuadro ecuatoriano que sorprendió al mundo al coronarse en la Copa Libertadores, pero que desde aquella gesta ha visto partir a varias de sus figuras.

La final parece al alcance, pero Giménez opta por la mesura: "Puede haber una sorpresa como la hubo en el primer partido el año pasado, donde nosotros quedamos eliminados. Creo que va a ser un Mundial de Clubes que, salvo Manchester, después los demás, como decís, hay que pelearle para llegar a la final".

El alma de la fiestaPrevio a la entrevista con FIFA.com, varios elementos del Pachuca llevan a cabo una conferencia con enviados de la televisión japonesa. La barrera del idioma no es impedimento para que Christian saque a relucir su lado jocoso: los reporteros y sus propios compañeros son presa de constantes bromas.

¿Así es siempre? "Sí, trato de disfrutar lo que hago. Ya he crecido, llevo bastantes años en el medio futbolístico y uno trata de disfrutarlo. Día a día, tanto en mi casa o acá, cuando hay que trabajar serio trabajo serio, pero hay que tomarlo con calma y tratar de estar de buen humor". "Así es mi forma de ser y siempre soy así, tanto en las buenas como en las malas", finaliza El Chaco.

Explora este tema