Copa Mundial de Clubes de la FIFA Marruecos 2014

10 diciembre - 20 diciembre

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2014

A la sombra de las estrellas

© Getty Images

Todos los equipos tienen su hombre insignia, algunos mupoderosos más de un crack en el plantel que se lleva todas las miradas. Pero en una segunda y hasta tercera línea hay jugadores de equipo que tienen una importancia enorme y calidad para un día convertirse en portada. FIFA.com te cuenta la historia de siete tapados, uno por equipo, que estarán en la Copa Mundial de la FIFA Marruecos 2014.

Isco (Real Madrid, Nro. 23)
Francisco Alarcón Suárez tiene un perro al que bautizó Messi. Pero que admire profundamente a Lionel no le impide cumplir su máxima ambición hoy dentro de un campo: servir juego a Cristiano. La cantera del Valencia CF lo vio crecer, el Málaga hizo de fuelle para su inmenso talento y, con 24 años, el Real Madrid le está dando la confianza suficiente para que lo explote en un gran escenario. Carlo Ancelotti lo está completando como jugador. Toda la vida mediapunta, Isco agregó virtudes de centrocampista a su delicado juego pese a no tener una fortaleza física destacada. Es clave en el giro del equipo de esta temporada hacia una mayor posesión del balón y su influencia creció todavía más tras la lesión de Luka Modric.

Gonzalo Verón (San Lorenzo de Almagro, Nro. 30)
El apodo que tuvo alguna vez cuenta parte de las virtudes e historia de este delantero de 24 años. Le decían El Caniggia del ascenso por dos razones: su velocidad lastima como la de Claudio e hizo buena parte de su carrera en las categorías menores del fútbol argentino. San Lorenzo lo fichó en 2012 a un equipo que acababa de descender a Cuarta División. Atacante natural, Edgardo Bauza suele utilizarlo tanto por derecha como por izquierda en la mitad de la cancha. Su profundidad y desequilibrio es vital para la ofensiva del Ciclón. Volvió hace cinco meses de una seria lesión de ligamentos en la rodilla.

Mauro Formica (Cruz Azul, Nro. 33)
En 2005, el Burrito Ariel Ortega vio jugar a un pibe de las inferiores de Newell’s Old Boys y no dudó: por su parecido lo apodó Kaká. Mauro Formica, enganche diestro, ocasional delantero, *llegó a Primera y se destacó por su buena pegada desde afuera, su rapidez y su *gambeta. Europa -Blackburn Rovers y Palermo de Italia- no vio su mejor versión y llegó a Cruz Azul en 2013. La altura y la comida picante le complicaron el comienzo, pero en 2014 respondió como se le pedía: buen nivel y goles. Fue buen complemento de Mariano Pavone y alternativa a Christian Giménez. El segundo semestre no fue bueno y quiere revancha en Marruecos.

Shannon Cole (Western Sydney Wanderers FC, Nro. 2)
El adjetivo versátil tiene un amigo incondicional en Shannon Cole. En el campo, este aguerrido australiano de 30 años fue elegido el mejor lateral derecho de la última Liga de Campeones asiática pero puede jugar también por izquierda y como mediocampista. Fuera del césped, la polivalencia no muere: estudió actuación antes de volverse profesional en 2003, hace posgrados y monólogos de humor, y este año publicó una novela. Es pieza importante en el andamiaje defensivo del WSW pero también sabe proyectarse. Un gol suyo metió a los australianos en la final del torneo regional.

Akram Djahnit (ES Sétif, Nro. 10)Desde pequeño, al ingresar a la cantera del club de su ciudad natal, el ES Sétif, los técnicos vieron en Akram Djahnit - se dice* Akrám Dshajnít-* un jugador muy rápido y encarador, una seria preocupación para las defensas rivales. No se equivocaron. Hoy, a los 23 años, está en la lista de nominados por la CAF para Mejor Jugador Africano de 2014 –en la categoría de quienes actúan en clubes africanos- y sueña con jugar en Europa. Si es en el Manchester United, club del que es hincha, mucho mejor. Su talento se benefició de la reciente apuesta del club por los jóvenes de la cantera ,y el equipo también de él: desde que debutó en 2011 ya ganó cuatro títulos y fue el segundo goleador del ES Sétif en la Liga de Campeones africana.

Zaid Krouch (Moghreb Tétouan, Nro. 10)
Si hay un jugador de perfil latino en el campeón marroquí, ése es Zuzu. Religioso, enfermo del Atlético de Madrid, este mediocampista tan ofensivo como flaquito de 23 años, toda la vida en Tetuán, se benefició de una pelea, y no como las de las películas que ama, Troya, Espartaco o 300: en 2012 entraron en huelga por problemas de pago 14 jugadores y lo llamaron 24 horas antes para debutar. Tsaíd Crush, díganle así, se ganó su lugar y ya debutó en un amistoso con la selección marroquí.

John Irving (Auckland City FC, Nro. 6)

Con 20 años, este veloz lateral derecho inglés tenía grandes esperanzas de llegar a la Premier League: jugaba en el equipo reserva del Everton y había sido premiado en dos temporadas consecutivas como el mejor jugador del año. Pero el club de su vida -su segundo nombre es Goodison por Goodison Park- lo dejó libre. Se fue a Gales pero no era feliz, hasta que un amigo lo rescató a mediados de 2013: "Ven a Nueva Zelanda". Y se fue a jugar a la Segunda División neozelandesa. A los pocos partidos ya era del Auckland, donde juega principalmente como primer central y ya ganó cuatro títulos.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2014

¡Que empiece la fiesta!

08 dic. 2014

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2014

Iajour quiere sorprender de nuevo

08 dic. 2014

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2014

A la sombra de las estrellas

09 dic. 2014

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2014

Aziz Bouderbala y el talento marroquí

05 dic. 2014

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2015

Los 10 mejores goles de Marruecos 2013

26 nov. 2014

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2014

Momentos de una Copa con ADN propio

07 dic. 2014