El seleccionado brasileño se paseó ante Italia, lo goleó 3-0 en Pretoria y lo eliminó de la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009 este domingo 21 de junio. El encuentro, correspondiente a la última jornada del Grupo B, dejó a los sudamericanos en semifinales con puntaje perfecto, y marcó la sorpresiva despedida de los campeones del mundo en favor de Estados Unidos.

Los goles del equipo de Dunga fueron convertidos por Luis Fabiano (2) y Andrea Dossena en contra de su propia meta, todos en la primera mitad.

A ritmo de Samba
Tal como indica el resultado, la primera etapa fue toda de los sudamericanos. Robinho, Kaká y Luis Fabiano mostraron su movilidad habitual y complicaron de sobremanera a la defensa Azzurra, liderada por su nuevo hombre récord en presencias: Fabio Cannavaro (126).

Así, el arco europeo comenzó a temblar desde temprano. La primera fue para Ramires, de buen partido, quien llegó vacío por derecha para estrellar un derechazo en el poste. Si algún desprevenido creía que el equipo reaccionaría tras el sofocón, se equivocaba: Luis Fabiano y Robinho volvieron a contar con respectivas situaciones, e incluso Lucio estuvo cerca de marcar al exigir a Gianluigi Buffon con un potente zurdazo.

Los campeones del mundo respondieron con una volea de Mauro Camoranesi que se perdió alta, en lo que fue su única llegada al arco de Julio César. En la respuesta, Brasil no perdonó: Luis Fabiano interceptó un remate defectuoso de Maicon, dominó dentro del área y envió el balón a la red con un derechazo cruzado (0-1; 37').

Los italianos no acusaron el golpe y, cuando intentaban reaccionar, volvieron a sucumbir ante el delantero del Sevilla. Esta vez, el número 9 tocó a la red sutilmente tras una buena jugada colectiva entre Robinho y Kaká, en lo que fue sexto gol en igual cantidad de partidos con la Seleçao este año (0-2; 43').

Parecía que nada peor podía pasarle a los de Marcello Lippi. Pero sólo parecía... Andrea Dossena, en su intento por despejar un centro de Robinho, venció a su propio portero antes del descanso (0-3; 45'). Era la primera vez que los Azzurri recibían tres goles en un primer tiempo en los últimos 52 años...

Sacó el pie del acelerador
Toda la acción que se vivió en el primer tiempo desgastó a ambos equipos. De hecho, el equipo de Dunga pareció compadecerse de los italianos en el complemento y manejó el balón sin mayores riesgos en el mediocampo. Así creció la participación de Felipe Melo, Gilberto Silva y Ramires. ¿Los campeones del mundo? Se mostraron desarticulados y con Luca Toni muy lejos de sus volantes. Como contrapartida, los que aparecieron fueron Alberto Gilardino Simone Pepe, pero Julio César respondió sin mayores complicaciones.

Pudo aumentar Brasil, pero el violento derechazo de Kaká se perdió besando el palo derecho de Buffon; y también pudo descontar Italia en un remate cruzado de Pepe que salvó la defensa en el área chica. Nada volvería a sacudir el marcador...

Los brasileños celebraron un triunfo claro y ya piensan en la semifinal del próximo 25 de junio ante Sudáfrica. Italia, por su parte, se marcha con la cabeza gacha en lo que representa la segunda despedida en primera ronda para un actual campeón del mundo en la historia del certamen. ¿Su antecesor? Justamente Brasil, en la edición de Francia 2003.