Un gol de Homos y la excelente actuación del portero Essam El Hadary firmaron la sorprendente victoria de Egipto ante los campeones del mundo italianos en el partido del Grupo B de la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009, disputado en el estadio Ellis Park de Johannesburgo. La definición del cuarteto queda pendiente de la última y emocionante jornada que se disputará el domingo.

El 100º partido de la historia del torneo fue dinámico, con alternativas, y un resultado inesperado. Egipto, animado tras su excelente actuación contra Brasil, le perdió el miedo al título de campeones del mundo que ostentan los italianos y desde el primer momento se fue hacia el área de Gianluigi Buffon.

El capitán Fabio Cannavaro formó parte esta vez de la partida, cumpliendo los 125 partidos con la selección (uno menos que el récord todavía ostentado por Paolo Maldini), y tuvo bastante trabajo en los primeros minutos.

Italia tuvo su primera ocasión con un disparo de Giuseppe Rossi desde el vértice del área que se fue alto, pero Egipto respondió con un tiro libre que botó en el área chica antes de que el arquero italiano lo blocara con apuros. Superados los 20 minutos, El Hadary salvó la integridad de su portería tras sendos remates de Vincenzo Iaquinta y Rossi.

Las combinaciones de Mohamed Aboutrika y Mohamed Zidan ponían en aprietos a la zaga azzurra y en la recta final de la primera parte fueron especialmente insistentes. En el 39', Zidan cedió para Hosni Abd Rabbou, que obligó a Buffon a estirarse para despejar por encima del larguero. Mohamed Homos cabeceó limpiamente el saque de esquina posterior para adelantar a la escuadra egipcia (1-0, 40').

Un arquero en estado de gracia
Los italianos salieron decididos en la segunda parte y tras una excelente asistencia de Fabio Quagliarella, Iaquinta dio el primer aviso con un disparo a bocajarro tras encarar solo la portería. El Hadary respondió con sobresaliente (54').

El peligroso Mohamed Zidan no logró recuperarse de los problemas musculares que le empezaron a molestar a la media hora y tuvo que abandonar el campo al filo de la hora de juego con lo que el equipo africano perdió algo de mordiente.

A falta del delantero estrella, quien brilló fue el arquero. El Hadary fue la pesadilla de los delanteros italianos, en particular de Iaquinta, a quien le detuvo un remate cruzado en el 69' y le blocó un remate en la línea de gol. También frustró un remate peligrosísimo de Riccardo Montolivo. Mientras Aboutrika aprovechaba para inquietar a Buffon al contragolpe.

Iaquinta no se rindió y en el 85 estrelló un centro chut en la escuadra, justo antes de que Pirlo desaprovechase un tiro libre a 24 metros del área que se fue altísimo.

Italia nunca había perdido con una selección africana en los 14 partidos disputados (12 victorias y 2 empates) pero los egipcios hicieron historia y ponen emoción a la definición del Grupo B. El próximo domingo 21 de junio los italianos se enfrentarán a Brasil en Pretoria, mientras Egipto se medirá a Estados Unidos en Johannesburgo en una jornada decisiva. Todos los equipos tienen aún opciones matemáticas.