Más de 60.000 entusiastas ocuparán Ellis Park. Algunos estarán allí animando a Estados Unidos, y otros a Brasil. Los demás, aficionados neutrales, acudirán simplemente para gozar de un ambiente encantador y contagioso; para hacer sonar sus vuvuzelas y disfrutar del que promete ser un digno colofón a una memorable Copa FIFA Confederaciones.

Al cabo de 90 minutos (o tal vez, tras la prórroga o la tanda de penales), pueden suceder dos cosas: que un nuevo nombre quede grabado en el trofeo, o bien que Brasil supere a Francia y se convierta en la selección que más veces ha ganado la competición.

La cita
Estados Unidos - Brasil
Ellis Park, Johannesburgo, 28 de junio, 20:30 (hora local)

Puede que tanto Estados Unidos como Brasil estén ubicados en el continente americano, pero se trata de dos mundos aparte en lo referente a tradición y éxito futbolístico. El futebol está profundamente arraigado en la vida y la cultura brasileñas, y su Seleção ha conquistado cinco Copas Mundiales de la FIFA, récord absoluto. En Estados Unidos, el soccer no deja de ser un deporte emergente, y su selección nacional todavía no ha levantado ningún trofeo internacional.

Al contar con estrellas de la talla de Maicon, Kaká, Robinho y Luis Fabiano, no sorprendió demasiado que Brasil endosara un 3-0 en la primera fase a Estados Unidos, cuya principal figura, Landon Donovan, milita en la liga de su país. Sin embargo, muchas cosas han cambiado en el poco tiempo transcurrido desde entonces.

Estados Unidos superó el complicado Grupo A con una heróica victoria ante Egipto en la última fecha que dejó a Italia en la cuneta. Luego, en semifinales, infligió la primera derrota tras 35 encuentros consecutivos invicta, a la favorita del campeonato, España. Mientras tanto, Brasil, que había venido fascinando y mostrando una eficacia implacable de camino hasta las semifinales, sudó tinta para superar a Sudáfrica, gracias a un tardío gol de libre directo, obra del suplente Dani Alves. En consecuencia, Dunga y Bob Bradley prevén un reencuentro muy diferente, mientras los hinchas neutrales esperan vivir un apasionante colofón a este maravilloso torneo.

El duelo
Landon Donovan vs. Kaká
Uno y otro son los jugadores más famosos de sus respectivas selecciones y, hasta la fecha, ambos han brillado en Sudáfrica, pero sin llegar a exhibir su momento de forma más deslumbrante. Los dos son regateadores rápidos y verticales, con una especial predilección por marcar goles, y podrían decantar la suerte del encuentro con un destello de su genialidad.

¿No nos hemos visto antes?
Estados Unidos 1-2 Brasil (tras la prórroga), 23 de julio de 2003, semifinal de la Copa Oro de la CONCACAF, en Miami

Los seguidores estadounidenses ya estaban pidiendo la hora, después de que un solitario tanto de Carlos Bocanegra, su actual capitán, dejara al equipo a las puertas de un puesto en la final. Sin embargo, el empate establecido por Kaká en el minuto 89 (el primer gol que encajaba Estados Unidos en 600 minutos, desde que un tanto de Adriano diera a Brasil el triunfo por 1-0 un mes antes, en un encuentro de la Copa FIFA Confederaciones) llevó la contienda hasta la prórroga, donde quedó sentenciada con un penal transformado por Diego.

Números que hablan...
200: La cantidad de victorias que pasó a sumar Brasil en competiciones masculinas de la FIFA tras imponerse a Sudáfrica por 1-0. De camino a esa cifra, los auriverdes han acumulado un promedio de triunfos superior al 65% en 61 torneos y un poco más de 300 partidos.

¿Sabías que...?
Cobi Jones, el jugador que más veces ha sido internacional con Estados Unidos, tuvo un breve paso por el Vasco da Gama brasileño en 1996. El máximo artillero de Brasil de todos los tiempos, Pelé, militó durante tres campañas en el Cosmos de Nueva York, al que ayudó a conquistar la North American Soccer League en 1977.

Las frases
"En fechas pasadas hemos conseguido grandes resultados, pero nunca hemos ganado una competición de esta importancia. Ganar un campeonato en el que están Brasil, España, Italia y Egipto sería increíble para nosotros, y nos daría mucha confianza para regresar a Sudáfrica con motivo del Mundial", Bob Bradley, seleccionador de Estados Unidos.

"Estados Unidos es una gran selección. Sólo porque ya la hayamos derrotado en este campeonato no significa que vayamos a hacerlo de nuevo. Jugaron muy bien contra España. Va a ser un encuentro diferente, y somos conscientes de que tendremos que trabajar muy duro", Robinho, delantero de Brasil.

Tu opinión
¿Qué selección ganará la final? ¿Qué jugadores liderarán su triunfo? Haz clic en "Añade tu comentario" para dar a conocer tu opinión.