El anfitrión Brasil derrotó a México por 2-0 y, sumado a la posterior victoria de Italia sobre Japón, se metió en las semifinales de la Copa FIFA Confederaciones 2015. El partido, válido por el Grupo A, se disputó en el estadio Castelão de Fortaleza el miércoles 19 de junio y marcó al mismo tiempo la eliminación de los norteamericanos.

Ese furioso envión inicial del dueño casa no duró mucho más allá del golazo de Neymar, quien anotó su segundo tanto del torneo con una hermosa volea de zurda tras un despeje fallido de un defensa rival (1-0, 9’).

México supo aprovechar ese retroceso casi instintivo de los brasileños, y liderado por Andrés Guardado, puso hasta siete hombres en función de ataque en varias oportunidades. Así y todo, careció de claridad para transformar esa búsqueda en situaciones de gol. De hecho, la más clara nació de una salida en falso de Marcelo y terminó conun  remate apenas desviado de Hiram Mier.

La magia de Neymar
Poco cambió en el arranque del complemento. Brasil mantuvo sus ojos en el arco de enfrente, pero sin aquel ímpetu inicial del primer tiempo y con la premisa de defenderse con la pelota. Por suerte para los dueños de casa, la única vez que México los tomó mal parados atrás apareció David Luiz para un cruce providencial.

En ataque, la Verde-amarela continuó dependiendo de Neymar, que casi de la nada concreta el segundo a los 64’, de no ser por una oportuna atajada de Jesús Corona. Pero el 10 brasileño tenía todavía un conejo en la galera, que se transformó en asistencia y le permitió al recién ingresado Jo decorar el resultado (2-0, 90’+3’).

Brasil cerrará su participación en la fase de grupos el próximo 22 de junio en Bahía ante Italia, que también está en semis. México, por su parte, se despedirá ese mismo día cuando se mida a Japón en Belo Horizonte.