Nigeria no tuvo dificultades para vencer 6-1 a Tahití luego de dominar la totalidad del encuentro correspondiente al Grupo B de la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013. El choque, disputado en Belo Horizonte el 17 de junio, fue el primero de los campeones de Oceanía en la historia de la competición.

Con más ganas que argumentos, Tahití saltó a la cancha del Estadio Mineirao buscando la puerta contraria. Sin embargo, las Águilas supieron contener las aproximaciones y, con un juego efectivo, sentenciaron el partido desde los minutos iniciales con anotaciones de Nicolas Vallar en propia puerta (1-0, 5’) y Nnamdi Oduamadi (2-0, 9’; 3-0, 20’).

En el mismo tenor
La segunda parte continuó en la misma tónica. Nigeria aprovechó las oportunidades que tuvo frente al marco contrario y anotó en tres ocasiones. Primero con un desborde por la banda izquierda que terminó en un desafortunado autogol de Jonathan Tehau (4-0, 69'), luego con el tercero de la noche de Oduamadi (5-0, 76') y, al final, Echiejile completó el marcador del partido (1-6, 80').

Tahití buscó durante todo el encuentro reducir la diferencias en el marcador, pero solo logró anotar un gol. En un tiro de esquina donde el arquero no dio con la pelota, Jonathan Tehau (1-3, 54') descontó con un cabezazo desde el lado derecho del área nigeriana. El festejo, al que se plegó toda la afición brasileña, premió al primer tanto de los tahitianos en un torneo final FIFA.

El equipo de Eddy Etaeta tendrá otro duro compromiso el próximo 20 de junio ante España en Rio de Janeiro mientras que las Súper Águilas, horas más tarde, se medirán a Uruguay en Salvador.