El ganador:

Como no podía ser de otra manera en 2001, el imperio futbolístico francés extendió su dominio hasta tierras asiáticas. Tras coronarse en la Copa Mundial de la FIFA 1998 e imponerse en la Copa de Europa 2000, la Copa FIFA Confederaciones 2001 no fue la excepción para los Bleus. El equipo de Roger Lemerre asistió con bajas importantes como las de Fabien Barthez y Zinedine Zidane, pero contó con la categoría de Patrick Vieira, Sylvain Wiltord y Marcel Desailly (entre otros) para hacer la diferencia. Otro valor fundamental fue Robert Pires, quien gracias a su agilidad, clase y llegada al gol fue considerado el mejor jugador del torneo. En la primera fase, Francia brilló por momentos y goleó a la República de Corea (5-0) y a México (4-0), el campeón defensor. Sorpresivamente, el conjunto galo no podría con Australia, la gran revelación, y caería derrotado por la mínima diferencia.

La semifinal ante Brasil, considerada por muchos como una revancha del decisivo encuentro en Francia 98, volvió a repetir el final con un triunfo europeo por 2-1. El último partido ante Japón no contó con gran vuelo técnico, ya que ambos equipos se libraron dura batalla en el mediocampo. Sin embargo, la experiencia le tendió una mano al equipo de Lemerre en los momentos decisivos del encuentro. El triunfo de 1-0 se concretó gracias a un gol de Patrick Vieira.

Las sorpresas:

En un torneo en el que participan tantos campeones, es difícil nombrar equipos sorprendentes. Sin embargo, tanto Australia como Japón nos han facilitado el trabajo clasificándose en tercer y segundo puesto, respectivamente. El representante de Oceanía, bajo el mando de Frank Farina, exhibió un fútbol audaz y derrotó a dos de las máximas potencias mundiales: Francia y Brasil. Lamentablemente para Australia, los equipos asiáticos fueron su ruina en la competición, tanto en la primera fase, donde perdió frente a la República de Corea como en semifinales ante Japón, con una derrota del mismo resultado.

Los nipones, con el francés Philippe Troussier como director táctico, se adjudicaron invictos el grupo B por sobre Canadá (3-0), Camerún (2-0) y Brasil (0-0). El fútbol atrevido de los japoneses, más el apoyo del público, fue sin dudas una de las atracciones más grandes del torneo. Australia tampoco fue obstáculo en semifinales, aunque la experiencia de los franceses fue demasiado para los locales. La base del equipo estuvo conformada por Junichi Inamoto, Shinji Ono y varios de los jugadores que un año más tarde alcanzarían una histórica clasificación a la segunda fase de la Copa Mundial de la FIFA.

Equipos participantes
Australia, Brasil, Camerún, Canadá, Francia, Japón, México y República de Corea.

Sedes
Daegu, Suwon, Ulsan (República de Corea)
Ibaraki, Niigata, Yokohama (Japón)

Goleadores

  1. Shaun Murphy (AUS), Patrick Vieira (FRA), Robert Pires (FRA), Eric Carriere (FRA), Sylvain Wiltord (FRA), Takayuki Suzuki (JPN) y Sun Hong Hwang (KOR), todos con 2 goles.

Asistencia
556, 723 (media: 34,795)