Copa FIFA Confederaciones 2009

Booth, amor incomprendido

(FIFA.com)
South African national football team's defender Matthew Booth looks at the ball
© AFP

Gente de todo el mundo ya se ha dado cuenta durante esta Copa FIFA Confederaciones 2009. Imposible no notarlo: cada vez que el prominente central sudafricano Matthew Booth, de 1,98m de altura, toca la pelota, la ya habitualmente ruidosa hinchada local se junta al unísono para cantar: "¡Boooooth!".

En lo general, cuando miles de voces se juntan en un estadio para gritar el fonema "u", no es justamente para halagar a un futbolista. Pues bien, el jugador del Mamelodi Sundowns representa la excepción a la regla...

La pregunta se ha repetido en millones de hogares frente al televisor cada vez que juegan los Bafana Bafana: ¿por qué abuchean tanto a ese aún cuando el equipo gana y él juega tan bien? Si hasta el propio técnico de la selección sudafricana, Joel Santana, se llevó ese susto: "La primera vez que escuché los gritos en el estadio, no entendí absolutamente nada. Tenía claro que Matthew era un jugador querido por los aficionados. ¡Y de repente lo están abucheando sin razón!", se ríe el brasileño.

Según explicó Booth a FIFA.com, gritos de incentivo como el que la hinchada dedica a él son una costumbre sudafricana que ya ha sorprendido a más de uno antes: "Cuando Mark Fish jugaba con los Bafana Bafana era lo mismo: los fans gritaban ‘Fiiish, Fiiish' de una manera que parecía una protesta", cuenta el defensa de 32 años. "Ya perdí la cuenta de cuántas veces tuve que explicar a extranjeros que no pasa nada, que la gente en realidad me quiere", se divierte él.

Matthew lo dice en broma, pero la verdad es que los aficionados sí que tienen un cariño especial por él; un cariño normalmente dedicado a goleadores y jugadores de técnica depurada, no a un central sólido y fuerte. "Creo que tiene que ver con la entrega. Se dan cuenta de cómo tomo en serio los partidos", opina el central que militó en el fútbol ruso durante siete años. "O eso, o simplemente les parezco simpático. Habría que preguntar a los hinchas", se burla él, quien espera disputar en casa, el año que viene, la que sería la primera Copa Mundial de la FIFA de su carrera.

Esa maldita rodillaMatthew Booth llegó a ser convocado para Corea/Japón 2002, pero durante el período de preparación en Hong Kong sufrió una lesión en la rodilla durante un entrenamiento y vio su sueño mundialista arruinado diez días antes del estreno. "La verdad es que fue muy duro. Es la única cirugía de mi carrera y ni siquiera fue algo tan grave. Pero vino en el peor momento posible", lamenta el dorsal 14 sudafricano. "Por eso quiero convencer a Joel Santana durante la Copa Confederaciones y asegurar mi plaza en el grupo de 2010. Sería tremendamente especial para mí."

El próximo desafío de Booth y compañía no podría ser más duro: en la última jornada del Grupo A, este sábado, los Bafana Bafana se medirán en Mangaung/Bloemfontein nada menos que a España, la campeona europea y detentora de una extraordinaria racha de 34 partidos invictos. "Enfrentarme con una pareja de delanteros como Fernando Torres y David Villa es sin duda uno de los grandes tests de mi carrera", analiza Booth. "Pero éste es el tipo de partido que deseamos jugar: contra un rival de nivel, con una plaza en semifinales en juego. Es para esa suerte de desafío que nos hemos preparado."

Después de un empate a cero ante Irak en el debut, Sudáfrica tuvo una buena actuación en su segundo partido, ante Nueva Zelanda, cuando ganó por 2-0 y se puso en buenas condiciones de conseguir la tan anhelada plaza en semifinales. "Qué diferencia hace un partido. Antes de esa victoria, parece ser que nadie se fiaba de nosotros. Y ahora, sin embargo, el ambiente es de optimismo", comenta el central, que no esconde el significado que tendría una eliminación en la primera fase. "Ni quiero pensar en la posibilidad. Sería un desastre. No hay otra palabra."

Evidentemente, Matthew Booth sabe perfectamente que, por ahora, el único "uuu" que se escucha desde las gradas es el cántico en su homenaje. El domingo hará todo lo que esté a su alcance para que el grito de guerra se mantenga sólo en ese tono...

Notas recomendadas

Matthew Booth (RSA)

Copa FIFA Confederaciones 2009

Matthew Booth (RSA)

19 jun. 2009

Yougn supporters of the Spainsh team play vuvuzelas before the Spain-Iraq match.

Copa FIFA Confederaciones 2009

La vuvuzela, un símbolo de Sudáfrica

19 jun. 2009

Bernard Parker celebrates his goal

Copa FIFA Confederaciones 2009

Primera vez para Sudáfrica (2-0)

17 jun. 2009

Bernard Parker celebrates his goal

Copa FIFA Confederaciones 2009

Parker, un héroe redimido

19 jun. 2009

Bryan Habana shows his support for Bafana Bafana in the FIFA Confederations Cup

Copa FIFA Confederaciones 2009

Los Springboks con los Bafana Bafana

18 jun. 2009