Copa FIFA Confederaciones 2009

España, en el séptimo cielo

(FIFA.com)
Spanish players celebrate
© Getty Images

Tres partidos, nueve puntos. Ocho goles marcados y ni siquiera uno encajado. Buen fútbol, participación de casi toda la plantilla y récords de toda clase: secuencia de victorias, racha de partidos invictos... ¿Qué más podría desear la selección española en la fase de grupos de la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009? Algunos de los protagonistas de esta campaña insuperable de la Furia hicieron hicieron su balance del momento actual junto a FIFA.com.

¿Inmejorable? ¿Alguien dijo inmejorable? Podrá sonar increíble, pero los jugadores parecen tener claro que todo aún no se ha visto lo mejor de la Roja. "Siempre hay algo que mejorar y, además, es fundamental que estemos pensando constantemente en esos aspectos", explica el mediocampista del Liverpool Albert Riera. ¿Y cuáles serían dichos aspectos? Riera amenaza con empezar hablar, piensa dos veces y se ríe: "Bueno, creo que tampoco voy a revelarlos así tan fácilmente... En serio, hay unas cuantas cosas, pero una de ellas, por ejemplo, es que somos un equipo que nos gusta jugar al toque, tener el balón, y hay partidos en que se nos atasca un poquito porque hay mucha gente por dentro, como contra Irak, y en eses casos habría que abrir un poco más por las bandas. Estamos trabajando bastante esa faceta".

Y en Sudáfrica se hizo historia...
Lo que es cierto es que el estilo de toque y posesión de balón, además de encantar a los amantes del fútbol bien jugado, viene siendo formidablemente eficaz para España. Con los tres triunfos que logró hasta ahora en la Copa FIFA Confederaciones (5-0 a Nueva Zelanda, 1-0 a Irak y 2-0 a Sudáfrica) la Furia ha igualado un récord y superado otro. El equipo colecciona 35 partidos sin conocer derrota -desde un lejano noviembre de 2006, cuando cayó ante Rumania por 0-1 en un amistoso en Cádiz- e igualó la misma marca que estableció Brasil entre 1993 y 1996. Y como si fuera poco, los últimos 15 partidos de dicha secuencia invicta fueron victorias, lo que es por sí todo un récord, por delante de los 14 triunfos consecutivos que llegaron a empalmar las selecciones de Brasil y Australia en el año 1997.

"La verdad es que ya estamos casi acostumbrándonos a batir récords, tantas fueron las marcas en los último años", se ríe David Villa, él mismo protagonista de un hito estadístico en Sudáfrica 2009, donde con sus tres dianas en la fase de grupos se ha coronado como segundo máximo goleador en la historia de la selección española con 31 goles, por detrás apenas de Raúl González, que suma 44. "Lo más importante es conseguir las victorias, y ahora nos toca buscar las más duras a partir de semifinales, pero claro que es bonito saber que de alguna manera nuestro nombre pasa a ser parte de la historia. Lo que me deja más contento al mirar esa lista de máximos goleadores es que se tratan de verdaderas leyendas del fútbol español. Todo eso me llena de orgullo", admite el Guaje.

Ataque, defensa y buena onda
Mucho se habla del toque y de la capacidad goleadora, pero la primera fase de la Copa FIFA Confederaciones ha evidenciado otra inestimable faceta de España: la de una defensa casi inexpugnable. Los españoles no han encajado uno solo tanto en Sudáfrica, lo que no llega a ser exactamente una novedad. A lo largo de los afamados 35 partidos invictos, las redes españolas han permanecido intactas en nada menos que 25 encuentros. Durante ese período, la única vez que un equipo ha logrado meter dos goles a la Roja fue en agosto de 2007, en un amistoso que España ganó a Grecia en Tesalónica por 2-3. "Todos los sectores están directamente relacionados", explica el arquero Pepe Reina. "El equipo que mantiene el balón suele defenderse mejor. Es el resultado de un equipo que funciona bien".

Por "todo", entiéndase realmente el grupo entero. Durante la fase de grupos, con excepción del tercer arquero Diego López, cada uno de los 22 jugadores españoles ha disfrutado de minutos. Una situación que evidentemente le agrada al técnico Vicente Del Bosque y que, además, contribuye para el que es apuntado como otro factor decisivo para el éxito de la Furia: el ambiente formidable que impera dentro del plantel.

"Ya habíamos tenido la experiencia de convivir juntos en la Euro 2008 y la verdad es que es especial. Disfrutamos del hecho de estar juntos, tanto dentro como fuera de la cancha, y eso creo que se nota en nuestro juego. Dentro del equipo es todo alegría y, honestamente, creo que si no fuera así sería imposible lograr tantas cosas", argumenta el lateral Sergio Ramos, quien nos asegura que una de las atracciones que más divierte el grupo en Sudáfrica es una interesante apuesta para adivinar quién será el máximo goleador del certamen. "Mi candidato es Torres, así que por ahora estoy bien", se ríe el andaluz. "Son tantos días que hay que buscarse una manera de pasarla siempre bien, y creo que eso lo estamos haciendo. Éste es un grupo feliz". Con los resultados que viene logrando el equipo, ¿habría cómo no serlo?

Notas recomendadas

Spain - South Africa: all the action

Copa FIFA Confederaciones

Spain - South Africa: all the action

20 jun. 2009

Spain - Iraq: All the action

Copa FIFA Confederaciones 2009

Spain - Iraq: All the action

17 jun. 2009

Spain-New Zealand: all the action

Copa FIFA Confederaciones 2009

Spain-New Zealand: all the action

14 jun. 2009

David Villa of Spain celebrates after scoring against South Africa

Copa FIFA Confederaciones 2009

Noche de fiesta en Bloemfontein

20 jun. 2009

Fernando Llorente (R) of Spain celebrates with Sergio Busquets and Albert Ria.

Copa FIFA Confederaciones 2009

España y Sudáfrica, a semifinales (2-0)

20 jun. 2009

Spanish Gerard Pique reacts

Copa FIFA Confederaciones 2009

Piqué y Busquets: dos rutas, un destino

20 jun. 2009

Matthew Booth and the South Africa Team reflect on their defeat after the FIFA Confederations Cup match between Spain and South Africa

Copa FIFA Confederaciones 2009

El dilema de los Bafana

21 jun. 2009