En fútbol, tres años son mucho tiempo. En julio de 2006, Carlos Dunga y Bob Bradley tomaron las riendas de las selecciones de Brasil y Estados Unidos de manos de sus respectivos antecesores, Carlos Alberto Parreira y Bruce Arena. Su misión era instilar aire fresco en dos equipos que no habían cumplido las expectativas en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006. Cerca de 36 meses después, ambos técnicos confrontarán sus estrategias en la final de la Copa FIFA Confederaciones 2009.

El cara a cara entre Dunga y Bradley en el estadio Ellis Park de Johannesburgo es una prueba fehaciente de un hecho: tanto el ex futbolista internacional de 45 años y campeón mundial en 1944 con Brasil como su homólogo norteamericano seis años más grande han hecho progresar a sus respectivos combinados desde que asumieron el mando de las selecciones de su patria. A las órdenes de Dunga, la Seleçao se ha metamorfoseado a partir de un conjunto de apariencia vistosa y actuaciones espectaculares en un equipo ganador de juego eficaz y fuerza física, mientras que Bradley ha guiado a los muchachos de las barras y las estrellas hasta el siguiente nivel en el terreno táctico.

Dos estilos y un objetivo
Curiosamente, ambas personalidades encarnan los mismos atributos que suelen cultivar en sus respectivos equipos. Como jugador, Dunga distaba mucho de practicar el fútbol mágico típico de la Canarinha. Sus inolvidables cualidades eran más bien su combatividad y la rectitud con la que dirigía al equipo sobre el césped. Bradley, que tras superar el punto álgido de su carrera como futbolista entrenó a equipos universitarios norteamericanos de la máxima categoría, soporta ahora el acoso de los flashes y sirve como modelo ideal de un hombre al que le gusta ser considerado como parte de un todo. Es evidente que el entrenador de Nueva Jersey, siempre resolutivo y raramente alterado por las emociones, se ha empeñado en granjearse el respeto para sus tapados.

Dos estrategas que rebosan ambición. Dos tipos de ganadores que no siempre adoptan las soluciones más populares. Dos hombres con muchas ganas de aferrar, dentro de unas horas, su primer trofeo como técnicos en un torneo internacional. Carlos Dunga y Bob Bradley apuntan a lo más alto con sus equipos en el "Festival de Campeones". FIFA.com conversó con ambos en sendas entrevistas en exclusiva.

Haz clic en los enlaces correspondientes del menú de la derecha para leer las entrevistas en exclusiva de los seleccionadores nacionales de Brasil y Estados Unidos.