Dos integrantes del equipo campeón han ganado, como suele ser habitual, las dos distinciones individuales más prestigiosas de la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009: Kaká ha sido distinguido con el Balón de Oro adidas como el mejor jugador del torneo, y Luis Fabiano ha recibido la Bota de Oro adidas al proclamarse máximo anotador de la prueba. Los dos atacantes propiciaron, gracias a sus golpes de genio, que el pentacampeón mundial remontara la desventaja inicial de 0-2 en la final contra Estados Unidos e inclinara la balanza a su favor al final del encuentro.

FIFA.com presenta un resumen de los ganadores de los premios en el Festival de Campeones celebrado en Sudáfrica:

Balón de Oro adidas: Kaká (Brasil)
Su sola presencia es capaz de paralizar cualquier entramado defensivo: Kaká dirigió la escuadra brasileña en Sudáfrica 2009 como corresponde a un gran jugador con el dorsal número 10 a la espalda. Su sensacional asistencia en el empate a dos goles en la final contra Estados Unidos, después de dejar clavados sobre el césped a dos contrarios con un vertiginoso acelerón, fue un momento clave en la trayectoria hacia el podio de la Canarinha. Sin duda, el Jugador Mundial de la FIFA 2007 ha vuelto a demostrar en este torneo que es uno de los más grandes futbolistas de la actualidad.

Balón de Plata adidas y Bota de Oro adidas: Luis Fabiano (Brasil)
En el descanso de la final, los brasileños iban perdiendo por 0-2. Entonces apareció Luis Fabiano, una vez más implacable, para volver a meter a los suyos en el partido con dos tantos que valieron su peso en oro, pues permitieron a Brasil defender con éxito el título del certamen. Este singular romperredes de 28 años, tan sorprendente por su dinamismo como por su técnica, ha cosechado un total de cinco goles en cinco encuentros, y ha probado fehacientemente que es el delantero número uno tanto de la Seleçao como de este campeonato. Luis Fabiano es el cuarto brasileño que ha ganado la Bota de Oro adidas, después de Romario, Ronaldinho y Adriano.

Balón de Bronce adidas: Clint Dempsey (Estados Unidos)
Si se pudiera compendiar el sorprendente desempeño del equipo estadounidense en este torneo en un jugador, ése sería sin duda el centrocampista ofensivo del FC Fulham inglés. El volante de 26 años no sólo fue uno de los principales artífices del éxito de los norteamericanos con sus tres dianas, sino que se distinguió además como una fuente inagotable de ideas frescas, capaz de marcar la diferencia gracias a su habilidad con el balón en la línea de ataque estadounidense, tan fatalmente subestimada por sus contrarios. Y bien que lo ha demostrado. Dempsey es sin duda una de las grandes revelaciones que ha deparado este certamen de Sudáfrica 2009.

Bota de Plata adidas: Fernando Torres (España)
Tres goles marcó El Niño en este torneo, y sólo le hicieron falta 660 segundos. En la apertura del telón del campeón de Europa contra Nueva Zelanda, Torres obró una impecable tripleta entre el minuto 6 y el minuto 17 e impresionó con su correa y su sangre fría a los frustrados neozelandeses y a toda la concurrencia de este Festival de Campeones. Por lo demás, el veloz artillero de 25 años del Liverpool no pudo seguir transformando en goles su extraordinaria categoría en el resto de la competición.

Bota de Bronce adidas: David Villa (España)
Que el Guaje es el hombre de los goles importantes para los españoles volvió quedar patente una vez más y de forma sensacional en Sudáfrica 2009. Es cierto que contra los neozelandeses su acierto quedó eclipsado por la brillantez de su par atacante, Torres, pero en los dos encuentros subsiguientes contra Irak y Sudáfrica, fue Villa sin embargo quien anotó el gol de la victoria y el gol que adelantaba a los suyos en el marcador, respectivamente. El extraordinario olfato goleador del ariete de 27 años es indiscutible, como ha quedado reflejado también en las estadísticas a lo largo del torneo: Villa se ha convertido en el segundo máximo goleador de la historia de la selección española de fútbol, por detrás de Raúl.

Guante de Oro adidas: Tim Howard (Estados Unidos)
Una de las principales sorpresas de este torneo ha sido que los muchachos de Estados Unidos han estado a punto de dar el gran golpe y levantar el trofeo. El ansia de triunfo del equipo de Bob Bradley hasta la final quedó reflejado sobre todo en un hombre: Tim Howard ha cuajado actuaciones excepcionales a lo largo de todo el campeonato ante la desesperación de los delanteros contrarios. Además supo irradiar tranquilidad y autoridad a sus compañeros, lo que propició la evidente estabilidad de su equipo. Camino de la Copa Mundial de la FIFA 2010, Estados Unidos podrá contar con un firme baluarte entre los tres palos.

Premio Fair Play de la FIFA: Brasil
La Seleçao ha encandilado en Sudáfrica 2009 con un fútbol tan efectivo como espectacular. Gracias a su director de juego, Kaká, y a su acertado delantero, Luis Fabiano, ha merecido defender el título. El entusiasmo que ha suscitado la constelación de estrellas de Dunga entre los seguidores sudafricanos ha redundado además en el crédito de los brasileños.