Y el ganador es... Lo sabremos el domingo, tras dos espectaculares, emotivas y emocionantes semanas de fútbol en la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009. A última hora de la tarde del 28 de junio se dilucidará el vencedor del "Festival de Campeones" y además el máximo goleador de la prueba. ¿Quién alzará este año la Bota de Oro adidas?

FIFA.com echa un vistazo a los futbolistas que han ganado este trofeo hasta la fecha y a la actual nómina de máximos realizadores.

El ganador suele llevárselo todo
El primer jugador en recibir la Bota de Oro en este certamen fue el brasileño Romario, en Arabia Saudí 1997. El genial delantero, que acaba de cumplir 43 años, no dejó ninguna duda de su categoría al firmar siete goles en cuatro partidos, la mitad de todos los que cosechó la Seleção a la sazón. Es la plusmarca de la Copa FIFA Confederaciones. El Balón de Oro adidas, sin embargo, fue para uno de sus compañeros de equipo, Denilson, algo que sólo ha ocurrido una vez en la historia del campeonato.

Dos años más tarde, la Bota de Oro volvió a otorgarse a un ariete de la Canarinha, Ronaldinho. Es verdad que Marzouk al Otaibi (Arabia Saudí) y Cuauhtémoc Blanco, miembro del equipo anfitrión y campeón del torneo, México, hicieron los mismos blancos que el brasileño (6), pero Ronaldinho no sólo demostró ser un magnífico rematador sino además un excelente servidor de pases de gol. El futbolista de la perenne sonrisa ha sido hasta la fecha el único ganador de la Bota de Oro no perteneciente al equipo campeón.

En las tres siguientes ediciones, tanto la Bota como el Balón de Oro adidas (destinado al mejor jugador del torneo) fueron a parar a las mismas manos, y siempre a un integrante del combinado vencedor. En el certamen de Corea/Japón 2001, fue para el francés Robert Pires. El centrocampista de los Bleus, entre otras hazañas, marcó el tanto de la victoria de su equipo por 1-0 en la semifinal contra Brasil y fue una de las piezas clave de su entramado a lo largo de toda la competición. Dos goles bastaron a Pires para coronarse máximo goleador de la prueba, junto con otros seis futbolistas, pero como en el cómputo de asistencias sólo le igualaba su compañero de equipo Eric Carriere, ambos compartieron el primer puesto.

Una carrera muy reñida
En la exitosa defensa del título a cargo de los franceses ante su propio público en 2003, Thierry Henry inscribió el importantísimo primer gol tanto en la semifinal contra Turquía (3-2) como en la final contra Camerún (1-0, en la prórroga), y en consecuencia el honor de ser designado jugador más valioso y máximo goleador (4 goles) del certamen.

"El ganador se lo lleva todo", cabría aducir en estas circunstancias, pues también en Alemania 2005 un mismo jugador, el brasileño Adriano, asió la Bota y el Balón adidas así como el trofeo de campeón. Al igual que ocurrió dos años antes, un mismo delantero decidió los partidos de la semifinal y de la final. Tanto contra Alemania (3-2) como contra Argentina (4-1), fue el corpulento artillero quien adelantó tempranamente a los suyos. Cinco veces acertó L'Imperatore en el transcurso del certamen celebrado en el país del tricampeón mundial.

¿Y este año? Después de disputarse 14 de los 16 emparejamientos, dos españoles y un brasileño están en lo más alto: David Villa, Fernando Torres y Luis Fabiano han marcado tres goles y, junto con Kaká y Clint Dempsey (ambos con dos), querrán aprovechar la oportunidad que les brindará la final y el partido por el tercer puesto para aumentar su cuenta goleadora.

Kaká, máximo proveedor de asistencias
Torres, que obró una tripleta en la apertura del telón contra Nueva Zelanda, no ha visto portería desde entonces. Su par en la delantera española, David Villa, hizo un tanto en cada uno de los choques de grupo, pero en la derrota por 0-2 en la semifinal contra Estados Unidos, el Guaje tampoco pudo hacer mella en la compacta defensa de los norteamericanos.

De los diez máximos goleadores de la tabla, sólo Dempsey logró marcar en la semifinal. Un factor decisivo en la lucha por el Balón de Oro adidas podría ser una vez más la cantidad de asistencias, en cuyo caso el Jugador Mundial de la FIFA 2007, Kaká, que tiene dos a su nombre, podría ser el elegido. De los ocho primeros realizadores, sólo Villa y Dempsey cuentan con una asistencia en su haber.

Que se oiga tu voz
¿Quién conquistará la Bota de Oro adidas? ¿Y quiénes se adjudicarán las Botas de Plata y Bronce respectivamente?