Una rotura fibrilar en abril no parecía un motivo suficiente para que Marcos Senna se perdiese la Copa FIFA Confederaciones, pero la lesión se complicó y dejó al mediocampista sin la cita en Sudáfrica 2009. "Se sufre mucho más en la silla que jugando", confiesa apenado a FIFA.com. "Seguir el torneo desde casa ha sido más duro porque un futbolista siempre quiere estar jugando y ya hace dos meses que no puedo hacerlo. Pero la lesión va progresando adecuadamente y espero estar listo para la pretemporada".

El hispano-brasileño, que fue una de las piezas claves en la medular para que España se coronase en la Eurocopa 2008, sigue de cerca a sus compañeros con los que está en permanente contacto telefónico y a los que apoyará en persona en el partido por el tercer puesto que disputan en Rustemburg el domingo.

Senna se encuentra en Sudáfrica donde acaba de presentar un proyecto de su Fundación para la construcción de una escuela para niños desfavorecidos en la ciudad de Gansbaai. Él mismo reconoce que, a pesar de conocer de primera mano la pobreza, la situación de algunos lugares sudafricanos, como Soweto, le ha impresionado. "Esperaba ver pobreza, sabía que era una zona con muchas carencias, pero nunca pensé que fuera tanto. Me afecto mucho la sensación de que la gente allí no tiene una oportunidad en la vida. Y eso es lo que quiero hacer: devolver a la sociedad lo que me ha dado con creces, dar a los niños una oportunidad", dice conmovido.

Solidaridad y un poco de fútbol
Senna confiaba que su visita coincidiese con una final entre Brasil y España en el Festival de Campeones, pero Estados Unidos boicoteó su deseo. "No creo que la Roja me haya echado de menos. Este equipo tiene grandes jugadores y con Marcos Senna o sin Marcos Senna la derrota ante Estados Unidos iba a pasar igual", aclara.

"EEUU estuvo muy bien defensivamente, y de las dos o tres oportunidad de gol que tuvo, anotó dos. Y es verdad que nosotros tampoco tuvimos infinitas oportunidades claras pero creo que, como mínimo, la Roja merecía el empate. Pero el fútbol es así. Ahora mismo lo más importante es que los chicos pueden estar con la cabeza tranquila, y recuperarse para los partidos que vienen. ¡Hay que llegar 100% al mundial!", analiza utilizando un "nosotros" que deja bien claro que se siente parte del seleccionado español.

"Con este fútbol es difícil que España se pueda quedar fuera del Mundial pero todavía hay que rematarlo. Vicente debe seguir con el mismo trabajo. Por una derrota no va a tener que cambiar de método", añade el jugador del Villarreal.

Quien sí ha alcanzado su objetivo en esta Copa Confederaciones, es Brasil, su país natal. Senna se declara admirador del trabajo del técnico Dunga. "Confío en el trabajo del entrenador, a pesar de que la gente lo critica mucho. Tiene un balance muy bueno de partidos, ha ganado una Copa América, tiene al equipo primero en la fase de clasificación sudamericana y en la final de la Confederaciones. Fue un gran jugador y sabe mucho de fútbol", elogia el jugador nacido en Sao Paulo.

Evidentemente, la verde-amarelha tiene un lugar privilegiado en su corazón y ha seguido los partidos de la Seleçao también con cierta pasión. "Brasil ha mejorado mucho. La semifinal con Sudáfrica fue un partido muy parejo que ciertamente pudo ganar cualquiera, pero en el que acabó imponiéndose por méritos, aunque no con la misma brillantez con la que había jugado ante Italia. Pero debe tener cuidado en la final, porque Estados Unidos llega con mucha confianza, y puede ganar cualquiera", finaliza.