En la reciente Copa Africana de Naciones, la selección nigeriana de Stephen Keshi empezó el año por todo lo alto, con la consecución del tercer título continental que figura en su palmarés, el mismo que le otorgó el pase a la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013 del próximo junio. El ex capitán Yakubu Ayegbeni, quien no formó parte del combinado que representó al país en la fase final africana, se apresuró a rendir homenaje a las Súper Águilas por una gesta que llevó al delirio a toda la nación.

"Nigeria ha cuajado una campaña apasionante", explicó a FIFA.com el delantero, de 30 años, del Guangzhou R&F. "Pese a que nuestro equipo es muy joven, ha ofrecido actuaciones excepcionales. El seleccionador ha hecho un gran trabajo moldeándolo hasta convertirlo en una unidad compacta. Esta gesta ha colmado de felicidad el pueblo nigeriano".

El éxito, según el ex artillero del Middlesbrough y del Blackburn, supone para los hombres de Keshi una enorme inyección de moral, pero también un gran desafío de camino a la gran competición mundial de las ocho naciones, donde compartirán grupo con España, Tahití y Uruguay.

"Se espera que el combinado mantenga su gran estado de forma en Brasil en junio", declaró Ayegbeni, tercer máximo goleador internacional de Nigeria, con 21 tantos en 57 partidos. "Pero, después de la Copa de Naciones, nos hemos convertido en el equipo a batir. El triunfo ha proporcionado a nuestros rivales una gran motivación. Si, encima, los rivales son los campeones del mundo, la presión se acentuará. De todas formas, lo mejor de todo es que nuestros jóvenes acumularán experiencia internacional".

Jóvenes prodigios
No obstante, la fase final le resultó Nigeria mucho más difícil de lo que esperaba. El conjunto de Keshi se estrenó con dos empates a 1-1, primero contra Burkina Faso y después contra Zambia. A continuación un par de penales in extremis de Victor Moses contra Etiopía le otorgaron el pase a cuartos de final, donde se impuso a Costa de Marfil por 2-1. En semifinales, Nigeria goleó a Malí (4-1) para concertar una cita en la gran final con la impresionante Burkina Faso, a la que ya se había enfrentado en el grupo. Las Súper Águilas se ciñeron la corona con su victoria por 1-0 en el choque decisivo.

"El fútbol africano ha progresado constantemente en los últimos años, de manera que, en nuestra campaña, no hemos jugado partidos fáciles, todos los rivales nos lo han puesto muy difícil. Sin embargo, pese a tenerlo todo en contra, nuestro equipo superó la prueba y conquistó el título africano", puntualizó Ayegbeni.

Aunque el combinado nigeriano en su conjunto rayó muy alto, dos jóvenes prodigios espolearon a las Súper Águilas hasta la hegemonía continental. Emmanuel Emenike, delantero del Spartak de Moscú, se proclamó con cuatro goles máximo goleador ex aequo de la competición, y Moses, la figura de 22 años del Chelsea, vio puerta en dos ocasiones.

"Emenike es un delantero excelente", comentó Ayegbeni sobre el goleador, de 25 años. "Ha rendido estupendamente bien. Nunca he jugado con él, pero me parece que tiene mucho talento. Moses ha estado igual de impresionante. Sin duda, la pareja que forman los dos en ataque será una de las mejores de la próxima competición (Brasil 2013)".

También llamó la atención el mediocampista Sunday Mba con sus fabulosos recitales. A sus 24 años, este jugador del Warri Wolve se ha granjeado fama de autor de goles decisivos. Fue él quien sentenció la victoria contra Costa de Marfil y quien derrotó a Burkina Faso con el gol del triunfo definitivo.

"Mba reúne todas las condiciones para acabar jugando en Europa", afirmó Ayegbeni. "Cualquier futbolista que milite en un gran equipo europeo tendrá muchas más posibilidades de disputar partidos de tan alto nivel como los de la Copa Africana de Naciones".

La apretada agenda de las Súper Águilas
Nigeria se prodigará este año. La selección disputará la Copa FIFA Confederaciones en medio de dos encuentros decisivos con Kenia en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Los nigerianos ocupan actualmente el primer puesto de su grupo de clasificación, donde también figuran Namibia y Malaui, con cuatro puntos. Dos victorias contra Kenia los dejarían muy bien encarrilados para pasar a la última ronda, que integrarán diez equipos. Ayegbeni, no obstante, espera que no se confíen demasiado.

"La Copa de Naciones de este año ha dejado claro que en África no se puede subestimar a nadie. Kenia tendrá muchas ganas de adjudicarse esos partidos, y nosotros debemos llegar especialmente preparados. Una victoria en el primer choque contra Kenia supondría un gran estímulo para afrontar la Copa Confederaciones".

Cuando le preguntamos si Nigeria será capaz de superar la trayectoria hasta semifinales que registró en Arabia Saudí 1995, Ayegbeni se declaró completamente seguro de ello.

"La selección llegará a Brasil justo después de su triunfo en la Copa de Naciones y, por consiguiente, muy motivada para hacer un gran trabajo en los escenarios mundiales”, señaló. “Tengo el convencimiento de que este equipo estará a la altura de las expectativas. Pero, por encima de todo, estoy seguro de que nos clasificaremos para el Mundial".