Rusia 2017

Dos "hermanos" mexicanos buscan la gloria

(FIFA.com)
Hirving Lozano of Mexico (R) celebrates with teammate Hector Herrera (L)
© AFP
  • **Herrera disputó 52 partidos de Liga MX con el Pachuca, Lozano 120

    **

  • **Hirving ha jugado 16 partidos con el Tri, Héctor 50

    **

  • *Sería la primera vez que comparten terreno en un torneo oficial FIFA *

*Por Martín Langer, con México *

A estas alturas de la competición, todo el mundo sabe que, en su plantilla, México tiene dos hermanos, los Dos Santos. Sin embargo, pocos conocen que hay otros dos jugadores en El Tri que tienen una relación casi fraterna, aunque no hayan nacido de los mismos padres. 

A pesar de tener 6 años de diferencia, Héctor Herrera e Hirving Lozano llegaron al mismo tiempo a las fuerzas básicas del Pachuca. Desde entonces y hasta ahora, el mayor, Herrera, se ha hecho cargo del pequeño Hirving, al punto que sus carreras han seguido trayectorias casi idénticas.

Realidades paralelas
Ambos empezaron con Pachuca, de donde saltaron a la fama convirtiéndose en los mejores jugadores de su equipo en la Liga MX. Los dos disputaron un Torneo Olímpico de Fútbol, con cuatro años de diferencia. Herrera se fue a Europa y ahora Lozano lo ha seguido. Y, por supuesto, los dos están en Rusia 2017 defendiendo al Tri. Si no fuera porque Hirving es delantero y Héctor mediocampista, se podría hablar de una calca al carbón.

"Nos conocemos desde hace mucho y hemos tenido una amistad muy bonita. Me ha dado muchos consejos, muchas opiniones, y siempre trato de tomar todo lo bueno que me ha dicho y aprovecharlo. Es un gran jugador y un gran ser humano", opina Lozano de su "hermano mayor".

"Lo conozco desde que tenía 10 años", recuerda Herrera con una sonrisa, "era un niño. Nacimos de la misma cuna por así decirlo, y me da mucho orgullo. Cada vez que podemos estar juntos en el mismo cuarto lo hacemos. Lo aprecio mucho y lo quiero mucho, y me da muchísimo orgullo que pueda cumplir sus sueños".

Ambiciones compartidas
"Es un gran jugador y una gran persona", dice Lozano, recientemente fichado por el PSV Eindhoven holandés. "Estoy muy feliz porque está cumpliendo sus sueños", responde Herrera, quien ha sabido labrarse una carrera en el Porto, a donde llegó, curiosamente, al terminar la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013.

Admiración mutua y cariño fraternal. No sorprende entonces que, con tanto en común, compartan las mismas ambiciones, pero también la misma cabeza fría, empezando con el partido del próximo miércoles ante Nueva Zelanda.

"Tenemos mucha confianza, tuvimos un buen partido ante Portugal y si queremos aspirar para seguir en el torneo no queda otra que ganar, y buscaremos hacerlo desde el primer minuto", opina Herrera, quien disputó los 90 minutos del encuentro inaugural del Tri.

Lozano, por su parte, sueña con debutar en Rusia 2017, pero ni siquiera sus ansias traicionan la sobriedad con la que analiza el partido ante Nueva Zelanda. "Si nos consideran favoritos o no, eso no depende de nosotros. Todos los equipos son fuertes y nosotros saldremos a hacer nuestro máximo esfuerzo, con la ambición de ganar, por supuesto".

Y nada los hará más feliz que compartir otro momento especial juntos. La celebración del triunfo en el momento del silbatazo final.

Notas recomendadas

Copa FIFA Confederaciones

México, con la determinación de cambiar la historia

19 jun. 2017