Copa FIFA Confederaciones

El inusual triplete del capitán Milligan

(FIFA.com)
Mark Milligan, captain of Australia talks with the media during a press conference
© Getty Images
  • Milligan está en el pequeño grupo que capitaneó a Australia en una competición FIFA
  • *Usó el brazalete *socceroo en tres máximas competiciones **
  • Los australianos se preparan para el encuentro decisivo del jueves con Camerún

*Por Peter Smith, con Australia *

En 2003, un Mark Milligan de 18 años lloraba desolado junto al campo de entrenamiento del Estadio Olímpico de Sídney. Acababan de comunicarle que su lesión de rodilla era en realidad una rotura del ligamento y, por consiguiente, su sueño de participar en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA se hacía añicos.

Un revés demasiado cruel, sobre todo porque la lesión se producía literalmente en la víspera de la partida de la selección hacia la competición y cabía la posibilidad de que se le estuviera escapando la única oportunidad de alcanzar la gloria. No en vano, ese fue el caso de muchos de sus compañeros de selección.

Pese a todo, o quizás precisamente por eso, Milligan ha aprovechado al máximo todas las ocasiones que se le han presentado. Junto con Tim Cahill, es el único jugador de Australia que ha disputado tres Copas Mundiales de la FIFA™.

El lunes en Sochi, Milligan se ciñó el brazalete de capitán en lugar del lesionado Mile Jedinak, para liderar a los australianos en el partido contra Alemania, el primero de los suyos en la Copa FIFA Confederaciones. Con ello se convirtió en parte del selecto grupo de ocho jugadores que han capitaneado a Australia en una máxima competición. El nombre de Milligan figura ya junto al de grandes como Mark Viduka, Lucas Neill, Paul Okon o Peter Wilson, el héroe de los Socceroos en el Mundial de 1974.

Inusual proeza
De paso, Milligan ha conseguido un triplete histórico: también capitaneó a Australia en el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino en 2008 y en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2005. En esta última precisamente le confió el brazalete el actual seleccionador de los Socceroos, Ange Postecoglou.

"Representar a tu país es siempre muy emocionante, pero capitanear a este grupo de muchachos en una competición como esta supone un gran honor", ha declarado Milligan.

(Son las 3 de la madrugada y está saliendo el sol, pero hemos llegado a San Petersburgo. Ahora a dormir bien, ¡y vuelta al trabajo por la mañana!)

Australia llega al primer emparejamiento con Camerún en toda su historia sabiendo que necesita un punto (y muy posiblemente la victoria) para seguir en la competición. El reto de los Socceroos consiste en sacudirse completamente el polvo de su derrota por 3-2 contra Alemania, sufrida al cabo de una actuación que se caracterizó por 45 minutos desastrosos y por encajar goles en los primeros compases de cada mitad.

Sin embargo, en el juego de Australia destacan aspectos muy positivos, como una fidelidad total y absoluta a su estilo altamente ofensivo, independientemente del rival. El partido del lunes en Sochi fue el primero en el que Alemania recibió dos goles desde que cayó eliminada ante Francia en la EURO de la UEFA el año pasado por estas mismas fechas.

"No empezamos bien, pero terminamos con poderío, de manera que nos motivaremos con la forma en la que concluimos el partido", afirma Milligan.

"Camerún es un buen equipo y jugó muy bien contra Chile. Tuvo buenos momentos y solo la mala suerte impidió que marcara. Será un rival un poco diferente a Alemania".

Notas recomendadas

Copa FIFA Confederaciones

El incombustible Cahill desafía el paso del tiempo

18 jun. 2017

Copa FIFA Confederaciones

Eto’o, un padre ganador para los jóvenes Leones

21 jun. 2017