A Jean Beausejour le dicen Palmatoria por un personaje de historietas chileno de los años 60, pero nadie se animaría a decir que dentro de un campo está dibujado.

Hijo de padre haitiano y madre chilena, inscribió su hombre en la historia del fútbol de su país en Sudáfrica 2010: le convirtió el gol a Honduras que dio a la Roja la primera victoria en una Copa Mundial de la FIFA tras 48 años.

Su lugar es la banda izquierda, como extremo puro o retrasado. Allí construyó una carrera que, desde que debutó en 2002 en la Universidad Católica, se distingue por la variedad de países donde jugó: Chile, Suiza, Brasil, Bélgica, México e Inglaterra.

En la selección, hasta que Marcelo Bielsa lo citó en 2008, su paso fue menor. Jugó el Preolímpico 2004 y un partido del clasificatorio para Alemania 2006.

Bielsa lo hizo titular. Tras Sudáfrica, Claudio Borghi y Jorge Sampaoli contaron con su capacidad de desborde camino a Brasil 2014, donde jugó todos los partidos y anotó un tanto. Es el único chileno en marcar en dos Mundiales consecutivos.

Ganó la Copa América 2015 y, ya con Juan Pizzi, obtuvo la Copa América Centenario 2016, integrando el equipo ideal del técnico y del torneo.