Tras formarse en Bélgica, Arnaud Djoum inició allí su carrera profesional en 2006, y su país de adopción le convocó varias veces en selecciones de categorías menores.

A partir de 2009, el sólido centrocampista defensivo vio cómo su carrera le llevaba por todos los rincones de Europa; a las ligas de Países Bajos, Turquía, Polonia y Escocia. 

En 2016, hizo realidad un viejo sueño: el de defender los colores de Camerún. En septiembre, debutó con los Leones indomables contra Gambia, en un partido clasificatorio para la CAN 2017.

Ya en la fase final, Djoum empezó no siendo titular, pero Hugo Broos decidió alinearlo en el choque de cuartos de final contra Senegal. Su actuación en la medular junto a Sébastien Siani convenció al seleccionador, que lo instaló en el once inicial hasta la victoria en la final contra Egipto.