La de Rusia será la segunda Copa FIFA Confederaciones de Reyes tras la de 2013. Cuatro años después, eso sí, su rol en el equipo es radicalmente distinto. Si en Brasil disputó apenas un partido, y ya con el Tri eliminado, ahora es titular indiscutible en el eje de la zaga.

Precisamente tras aquella Confederaciones, Reyes hizo las maletas rumbo a Europa, donde ha terminado de asentarse como un central de gran proyección al que no le tiembla el pulso para sacar el balón jugado de atrás, y que destaca por su fortaleza por arriba y su inteligencia para ganar la posición.

Ha dado muestras de todas esas cualidades tanto en el Porto portugués como en la liga española, primero en las filas de la Real Sociedad y después en el Espanyol. En el Tri de Juan Carlos Osorio ha demostrado además su polivalencia, llegando a jugar de pivote en algunos partidos.