Es uno de los numerosos jugadores relativamente desconocidos que el seleccionador de Australia, Ange Postecoglou, ha optado por incorporar a su plantel. De origen serbio, Degenek nació en Croacia, aunque pasó la mayor parte de su juventud en Australia, y representó tanto a su país de adopción como a Serbia en las categorías inferiores. Vistió los colores australianos en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2011.

Degenek es un defensa duro y expeditivo, aunque también tiene buen trato de balón. Es capaz de actuar en el eje de la defensa o como lateral, y a mediados de 2016 dio una asistencia prácticamente en su primer toque como internacional absoluto, contra Inglaterra. Fue convocado después de realizar una buena temporada en la Bundesliga 2 con el 1860 Múnich, y desde entonces es un habitual del combinado nacional.