Bill Tuiloma, potente y versátil, debutó con la selección absoluta de Nueva Zelanda con 18 años, en el año 2013. Por entonces, al atlético medio centro defensivo -que también puede jugar en la zaga- ya se le auguraba una carrera estelar, tras su reciente fichaje por el Olympique de Marsella.

Antes de su llamativa incorporación al grande francés, el cotizado joven ya había pasado sendos periodos de prueba en el Galaxy de Los Ángeles y en el Queens Park Rangers. Y si bien todavía no ha podido hacerse un sitio en el once titular del OM, y ha jugado sobre todo con el filial (amén de una cesión al Estrasburgo), Tuiloma ha venido causando una gran impresión con su país. Tras capitanear a la anfitriona Nueva Zelanda en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2015, se ha ido abriendo paso en la selección absoluta de Anthony Hudson. En la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2018, sobre todo, cabe destacar el milagroso despeje que realizó en la misma línea de gol en un 0-0 contra Nueva Caledonia.