Su estatura y coordinación le proporcionan un juego aéreo excepcional. Es uno de los futbolistas más fiables en el uno contra uno de la Bundesliga y, además, maneja asombrosamente bien el balón con los pies.

Nacido en Fráncfort hace 21 años, este central de 1,95 m de estatura pasó por el Eintracht de Fráncfort y el Darmstadt antes de llegar, con apenas 14 años, al TSG 1899 Hoffenheim, club con el que debutó en la Bundesliga en mayo de 2013. Pese a haber sufrido una rotura de ligamentos, ya ha jugado más de 100 partidos en la máxima categoría del fútbol alemán.

Suele pasó por casi todas las categorías inferiores del combinado alemán, y disputó los seis partidos del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Río 2016, donde Alemania conquistó la medalla de plata tras caer en penales ante Brasil en la final.

El Bayern de Múnich, el equipo más laureado de su país, se ha hecho con sus servicios de cara a la próxima temporada. "Estoy ilusionado ante esta nueva etapa. No habría fichado si no estuviera convencido de que estaré a la altura", afirma Suele. "Allí quiero dar el siguiente paso, ya que entrenaré a diario con los mejores jugadores. Sólo tengo 21 años, y tengo mucho que aprender de Hummels y Boateng, campeones del mundo, para seguir mejorando".