El belga Hugo Broos ha convocado para la Copa FIFA Confederaciones 2017 a una larga lista de jugadores prácticamente desconocidos por el gran público. No es el caso de Nicolas Moumoi Ngamaleu, que ya se ha labrado una cierta reputación en su país natal a pesar de su relativo anonimato en el fútbol europeo.

Cabe destacar que antes de fichar en 2016 por el modesto SC Rheindorf Altach austriaco ya había conquistado tres títulos de la primera división de Camerún con el Cotonsport de Garoua.

El delantero aún no había cumplido los 18 cuando debutó en laElite One, pero su técnica y su olfato goleador hicieron rápidamente de él uno de los futbolistas más espectaculares del campeonato.

"Moumi es un jugador que posee un enorme potencial, a la vez físico y técnico. No se le puede reprochar nada colectivamente, le queda por desarrollar un sentido táctico mucho más agudo", decía de él su entrenador en el Garoua, Didier Gomes.

Tres años después es un atacante completo, reforzado por una temporada culminada en la cuarta plaza de la liga austriaca. Todo eso ha convencido al seleccionador de los Leones Indomables a la hora de contar con él para la Copa FIFA Confederaciones 2017.