El gol de Paulinho en los instantes finales permitió a los anfitriones del torneo reservar su plaza a la final de la Copa FIFA Confederaciones 2013.