La Seleçao, capitaneada por Neymar, se impuso claramente a la campeona mundial España por 3-0 en la final de la Copa FIFA Confederaciones 2013 en Maracaná.